Tolerancia o Intolerancia: “El burka como excusa”

Foto. DCP

Foto. DCP

Por: Diva Criado P. Barcelona, 08. 02. 2011. En el  salón de actos del Colegio de Periodistas de Catalunya, Saga Editorial presentó el pasado enero el libro “El burka como excusa” de Wazzyla Tamzali. La autora nacida en Argelia, abogada de profesión y  asociada a la militancia feminista argelina  condujo durante 20 años el programa de la UNESCO que vela por la igualdad de género. Actualmente  dirige el proyecto de cooperación  de transmediterránea  en Argelia desde donde lucha por la  democracia y la igualdad de las mujeres de su país.

Wazzyla  plantea  un tema tan  polémico como controvertido.  Polémico por la repercusión mediática que ha generado en Europa el uso del burka. En Lleida,  ante la negativa de algunas adolescentes magrebíes a quitarse el velo,  generó la  prohibición de su utilización en establecimientos de enseñanza pública. En Francia  el parlamento aprobó con 246 votos a favor y uno en contra  la prohibición del uso del burka  o el niqab islámico, imponiendo multas y clases de ciudadanía a  aquellas mujeres  que se vistan con prendas que les cubran el rostro en sitios públicos.

Foto: DCP

Foto: DCP

Controvertido porque ha encontrado defensores y detractores en los ámbitos más insospechados,  incluidas las feministas. De alguna manera  su utilización representa la búsqueda de una identidad que se ampara bajo los esquemas de axiomas de tipo  político- religioso. No es casual que activistas feministas árabes y  francesas,  hayan hecho todo cuanto ha estado a su alcance para demostrar que la práctica del velo no es religiosa,  sino  que constituye una excusa para  invocar un mandato  divino que  corresponde a demostraciones de moral religiosa.

No obstante, partiendo de esa premisa, el tema político igualmente se vislumbra  en la reacción que tienen los grupos feministas para manifestar  que el uso del velo es un “acto político que debe ser rebatido con un acto político”. El velo  según ellas, representa  una cultura política, no antropológica, lo que debe primar es la lucha por la conquista de los derechos y la emancipación.

La autora considera que el uso de la palabra burka se ha utilizado para definir más allá de Afganistán,  toda clase de atuendos que las mujeres usan para taparse la cara, el cabello y el cuerpo, siendo tomado como una excusa para sacar ventajas de tipo religioso o político. Sobre el tema opina: “… los periódicos resumen en el término burka la cuestión del velo integral y todas las formas radicales excesivas de disimulación del cuerpo de las mujeres, rostro incluido”.

Ella,  que expresa sin tapujos su rechazo tajante a la utilización del velo, defiende una corriente racionalista, crítica con su entorno, laica y en contra de la islamización de la sociedad en la   que creció,  manifiesta su inconformidad por la forma como se plantea el tema y expresa que,  le hubiera gustado  que en Europa y en general en las instancias internacionales,  expresaran su solidaridad condenando la práctica del burka en nombre de la dignidad humana y de la igualdad de derechos de las mujeres y no en nombre de costumbres  religiosas y/ o morales  o para escalar posiciones políticas. Dice “El velo debe prohibirse en nombre de la igualdad entre sexos, lo que hubiera evitado numerosas desviaciones y habría minado el terreno de quienes utilizan la laicidad para hacer proselitismo y alardean públicamente de prácticas anti feministas con el pretexto de que viven en un país laico”

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: