La discriminación contra la población afro descendiente del Choco en Colombia.

Indigna la miseria galopante del pueblo afro descendiente chocoano

Por Nelson Lombana Silva.- PaCoCol. Ibagué.  12.2011. Mientras la constitución nacional de 1991 elimina toda forma de racismo, la práctica dice exactamente lo contrario; basta ver la situación dramática de los afro descendientes colombianos, especialmente los radicados en el departamento de Chocó. El nivel de atraso y pobreza en el país, particularmente en este departamento, se incrementa escandalosamente ante la indiferencia del gobierno central con sus mezquinas políticas antidemocráticas.

Así lo certifica un informe de la Organización de Naciones Unidas, ONU, sus indicadores son similares e incluso peores a los de los países del hermano continente africano. De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, mientras que en el resto del país la pobreza asciende al 45,5 por ciento, en el Chocó la cifra alarmante y desconcertante es de 70,5 por ciento. Es más: mientras la pobreza extrema en el país no afro descendiente es de 16 por ciento, en el Chocó es del 41 por ciento.

El pueblo chocano afro descendiente está muriendo de física hambre. Constantemente está padeciendo un número exagerado de compatriotas de piel oscura, sin embargo, la burguesía transnacionalizada insiste en que en Colombia hace rato se eliminó el racismo.

Cálculos señalan que en los últimos ocho años el drama ha crecido en nueve puntos. La tasa de desnutrición duplica el promedio nacional y el analfabetismo es tres veces mayor a la del resto de Colombia. El estudio adelantado por PNUD se refiere también a la explotación minera y señala la destrucción del medio ambiente, la violencia y la descomposición social.

Así las cosas, en el Chocó hay cinco veces más muertes de nuevas madres que en Bogotá y cuatro veces superior al promedio nacional. La cobertura de agua es lamentable, lo mismo el alcantarillado y el saneamiento básico. Esa tragedia es una realidad al comenzar el siglo XXI.

Mientras esto sucede, y que bien parece para muchos analfabetos políticos, simple cuento de hadas, el presidente de la “unidad nacional” Juan Manuel Santos Calderón invierte sumas exageradas de dinero para la guerra y la súper militarización. En nada lo conmueve la muerte de cientos de niños afro descendientes de simple inanición, es decir, de física hambre.

Con la ayuda de todos y todas, el pueblo afro descendiente debe organizarse y asumir una posición política y de rebeldía, rompiendo las ataduras de la sumisión, el terror y la represión. Ojalá, en el 2012 brille la unidad, la organización y la acción de masas, porque como dice el viejo dicho: “Es más digno morir peleando que morir arrodillado a la ideología de la burguesía”.

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: