La feminización del VIH alarma a organizaciones de mujeres

Gladys Torres Ruiz. Washington/México, 31.07.2012 (IPS/Cimac) – La “feminización” del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es un fenómeno que requiere acciones urgentes, demandaron organizaciones civiles durante la 19 Conferencia Internacional sobre Sida.

Las mujeres, las niñas y los niños representan casi 60 por ciento de las personas con VIH/Sida en el mundo. Por ello, se requieren acciones y presupuestos urgentes para hacer frente a una epidemia que con el paso de los años se ha “feminizado”.

Esa fue la principal demanda de organizaciones civiles de mujeres que participaron en la Conferencia sobre el sida (AIDS 2012, por sus siglas en inglés), realizada en la capital de Estados Unidos entre el 22 y el 27 de julio.

Hilda Esquivel, consultora en VIH y mujeres en México, dijo que una de las grandes preocupaciones de las mujeres es la falta de financiamiento contra la epidemia, debido a la idea de que el Sida es una “etapa superada” para la humanidad, cuando no es así.

Las niñas y las mujeres son la población más afectada por la falta de recursos para medicamentos contra la enfermedad, alertó.

Onusida reporta que hasta 2011 había en el mundo 34 millones de personas viviendo con VIH/Sida. De ellos, 15,9 millones son mujeres y 3,4 millones son niñas y niños. Esta población representa 57 por ciento de los casos registrados a escala global.

La gran mayoría de las personas con VIH/Sida vive en países de ingresos bajos o medios. Se calcula que en 2010 contrajeron la infección 2,7 millones de personas.

En América Latina, unas 560.000 mujeres y niñas viven con VIH, lo que equivale a 36 por ciento de todas las personas que tienen el virus en la región.

En México, de acuerdo con datos oficiales, hay 220.000 personas adultas con VIH, de las cuales 60 por ciento son hombres, 23 por ciento, mujeres heterosexuales, y seis por ciento clientes de “trabajadoras sexuales”.

En AIDS 2012, expertas y expertos coincidieron en que las mujeres deben ser una prioridad en la investigación, cuidado y tratamiento en todos los niveles de la enfermedad.

Integrantes de la Comunidad Internacional de Mujeres Viviendo con VIH/Sida-Global (ICW-Global, en inglés) criticaron que a pesar de representar más de la mitad de los casos, ellas no reciben la misma proporción de fondos contra la epidemia.

ICW-Global es una red de más de 15.000 mujeres de 120 países, presidida por la argentina Patricia Pérez.

Hilda Esquivel explicó a Cimac/IPS que solo 46 por ciento de los países destinan en sus presupuestos recursos específicos para mujeres con VIH/Sida.

Observó que muchas naciones carecen de leyes contra la “criminalización” de las mujeres, jóvenes, niñas y adolescentes portadoras del virus.

En su intervención en la conferencia, el director del Departamento de VIH de la Organización Mundial de la Salud, Gottfried Hirnschall, consideró esencial brindar tratamiento antirretroviral a mujeres embarazadas VIH positivas y a poblaciones vulnerables.

Ello, explicó, a fin de mantener a las personas con el virus en buenas condiciones de salud y reducir el contagio.

La mayoría de niñas y niños que viven con VIH habitan en África subsahariana y lo contrajeron a través de su madre VIH positiva durante el embarazo, el parto o el amamantamiento.

Pérez se reunió con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, y la secretaria ejecutiva de la Comisión Interamericana de la Mujer, Carmen Moreno, para denunciar los problemas que enfrentan mujeres, niñas y adolescentes que viven con VIH en varios países latinoamericanos.

“Ellas son víctimas de violencia doméstica, estigma y discriminación en sus lugares de trabajo y en la sociedad”, recalcó la activista.

Insulza propuso una serie de acciones regionales de alerta para evitar esa situación, e invitó a Pérez a reuniones de trabajo en octubre próximo para establecer una estrategia conjunta entre la OEA, con sede en Washington, y los capítulos nacionales de ICW-Global en la región.

Al intervenir en AIDS 2012, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, anunció una donación por 80 millones de dólares para la atención de mujeres embarazadas con VIH en países pobres, sin acceso a los antirretrovirales.

“Estados Unidos está enfatizando la igualdad de género porque las mujeres necesitan y merecen una voz en las decisiones que afectan sus vidas”, dijo la jefa de la diplomacia estadounidense.

No obstante, el gobierno de Washington también recibió reclamos de las organizaciones de mujeres. La Red de Mujeres Positivas de Estados Unidos señaló que una de cada cuatro personas que vive con VIH/Sida en ese país es mujer, y que ellas son las que enfrentan mayores barreras para acceder a los servicios de salud.

La situación se agrava, abundó, para las mujeres afroamericanas.

AIDS 2012 culminó con la Declaración de Washington, de nueve puntos.

En el punto dos se solicita asegurar la prevención, tratamiento y atención del VIH con respeto a los derechos humanos de mujeres vulnerables, personas jóvenes, y mujeres embarazadas que conviven con el virus, toda vez que son quienes corren más riesgos y tienen más necesidades.

En el punto cinco se pide brindar tratamiento a todas las mujeres embarazadas y en etapa de lactancia que conviven con el VIH, con el fin de terminar con la transmisión perinatal.

“Podemos apoyar a las mujeres para que permanezcan vivas y en buen estado de salud y para terminar con las infecciones perinatales por el VIH”, dijeron las y los firmantes.

Las y los expertos coincidieron en que la condición social desigual de las mujeres las expone a un riesgo más alto de contraer el VIH/sida.

Advirtieron que las mujeres están en desventaja en lo que se refiere al acceso a la información acerca de la prevención, en la capacidad de negociar el uso del condón en los encuentros sexuales, y el acceso seguro al tratamiento para la infección una vez contraída.

La conferencia reunió a 21.000 delegados de 195 países, entre los que se encontraban especialistas en el tema, legisladoras, legisladores, funcionarias y funcionarios, personas que viven con VIH, así como organizaciones civiles.

El objetivo fue evaluar el estado actual de la enfermedad, conocer los avances científicos recientes, y trazar colectivamente el curso a seguir en la lucha contra el sida.

La reunión se produjo en Estados Unidos por primera vez en 20 años, debido a que las personas portadoras de VIH tenían hasta 2010 prohibida la entrada al país.

* Este artículo fue publicado originalmente por la agencia mexicana de noticias de Comunicación e Información de la Mujer AC, Cimac. (FIN/2012)

Anuncios

, ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: