Mujer, mundo rural y género

Mujeremprendedora.net, 16.10.2012.Las mujeres constituyen el 43%de la mano de obra agrícola en todo el mundo, e incluso el 70% en algunos países. El 15 de octubre el mundo celebra el Día Internacional de la Mujer Rural, una cita que no puede pasar inadvertida para organizaciones internacionales como la UNESCO u ONU MUJERES.

Habría que viajar en el tiempo hasta el año 2008 para toparnos con la celebración del primer Día Internacional de las Mujeres Rurales, el 15 de octubre de 2008. Una fecha, la establecida por la Asamblea General en su resolución 62/136, de 18 de diciembre de 2007, que reconoce “la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural”.

Los hogares rurales encabezados por mujeres se encuentran entre los más vulnerables del mundo de entre los 1.400 millones de personas que viven en situación de extrema pobreza en los países en vías de desarrollo. Mujeres y niñas constituyen el 60% del total de personas que padecen hambre crónica en el mundo. Partiendo de esta situación, destaca el trabajo de la UNESCO, que  abarca diferentes frentes, como por ejemplo la publicación de un nuevo atlas que pone de relieve los desafíos a los que se enfrentan las mujeres a la hora de acceder a la educación.

De los datos que ofrece este Atlas, interactivo y gratuito, destacan los desafíos en el campo educativo a los que se enfrenta la mujer en el mundo, y especialmente en las comunidades rurales. En Burkina Faso, por ejemplo, tan sólo el 22% de niñas que viven en el campo asisten a la escuela primaria en comparación con el 72% de niñas y  el 82% de niños en el ámbito urbano. En Marruecos, a pesar de que las distancias se han ido acortando en los últimos años, las mujeres siguen por detrás de los hombres en el mundo rural, donde un poco más de la mitad de los varones (55%) recibe al menos cinco años de educación. En el caso de las mujeres, es el caso de apenas una tercera parte (37%).

Las mujeres y las niñas sufren una de las tasas más altas del mundo de falta de educación. La UNESCO estima que cerca del 80% de los 67 millones de niños sin escolarizar vive en áreas rurales, y que la mayoría de éstos son niñas. Las jóvenes provenientes de hogares rurales son el grupo social que tiene menos probabilidades de tener acceso a la educación. Los porcentajes de analfabetismo en el ámbito rural prácticamente doblan a los de las áreas urbanas, y esa diferencia es aún mayor en el caso de las mujeres. Esta situación impide progresar en los objetivos de desarrollo y obstaculiza el crecimiento económico rural. Mejorar la educación de mujeres y niñas rurales es fundamental para poder alcanzar la igualdad de género y la erradicación de la pobreza.

Los desafíos.

Para hacer frente a estos desafíos, la UNESCO, en colaboración con Barefoot College, organizó hace unos meses la reunión de alto nivel sobre “Mujeres y niñas rurales: Educación para la emancipación”, que tuvo lugar en Nueva York durante la 56ª sesión de la Comisión de la condición jurídica y social de la mujer. El debate se centró sobre la necesidad de mejorar las oportunidades de acceso a la educación para niñas y mujeres campesinas. También se debatió sobre cómo mejorar los resultados que obtienen en la escuela, todo esto teniendo siempre en cuenta que el acceso a la educación es un derecho humano fundamental y que es condición esencial para el desarrollo sostenible.

Empoderamiento de las mujeres rurales.
Apoyar el empoderamiento de las mujeres rurales pobres a través de su integración económica que incluye iniciativas dirigidas a su seguridad alimentaria es también el objetivo del programa conjunto lanzado el pasado septiembre por ONU Mujeres y las tres agencias de las Naciones Unidas ubicadas en Roma dedicadas a la alimentación y la agricultura. El programa ‘Acelerando el Progreso Hacia el Empoderamiento Económico de las Mujeres Campesinas’ es una iniciativa a cinco años vista promovida por la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA). Su implementación se desarrollará inicialmente en Etiopía, Guatemala, Kirguistán, Liberia, Nepal, Níger y Ruanda.

“Cuando las mujeres son empoderadas y pueden reclamar sus derechos y acceder a la tierra, al liderazgo, a oportunidades y a alternativas, las economías crecen, la seguridad alimentaria aumenta y las expectativas de las generaciones presentes y futuras mejoran”, manifestó Michelle Bachelet, secretaria general adjunta de las Naciones Unidas y Directora Ejecutiva de ONU Mujeres.

Las mujeres son fundamentales para el desarrollo de las zonas rurales y para las economías de los países. Constituyen el 43%de la mano de obra agrícola en todo el mundo, e incluso el 70% en algunos países. A menudo trabajan más horas que los hombres y son también quienes se ocupan del cuidado de los niños, los mayores y los enfermos. Además, muchas mujeres campesinas son pequeñas emprendedoras e inversoras que dedican la mayor parte de sus ingresos al bienestar de sus familias y de su entorno. Pero, a pesar de algunos progresos, la mayoría de las mujeres y niñas campesinas siguen todavía luchando en inferioridad de condiciones. A menudo deben afrontar más obstáculos que los hombres para lograr su acceso a servicios públicos, protección social, oportunidades de empleo dignas, así como al mercado y otras instituciones.

Si las mujeres tuvieran el mismo acceso a los recursos que los hombres podrían incrementar los rendimientos agrícolas. Cuando las mujeres son empoderadas económica y socialmente, se convierten en agentes de cambio a favor del crecimiento económico, el progreso social y el desarrollo sostenible. Para abordar estas cuestiones, el programa conjunto de ONU Mujeres, la FAO, el FIDA y el PMA pondrá el acento en cuatro objetivos: mejorar la seguridad alimentaria y nutritiva, incrementar los ingresos, fomentar el liderazgo y la participación en las instituciones rurales y crear una política medioambiental más responsable a nivel nacional e internacional.

Anuncios

, ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: