Europa pide mayor esfuerzo ante las enfermedades de las mujeres asociadas a la edad

Mujeremprendedora.net, Bruselas.11.12.2012. El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado hoy una propuesta de resolución para mejorar en la UE las políticas de prevención de las enfermedades de las mujeres relacionadas con la edad, algo muy necesario, según resalta la eurodiputada balear del Partido Popular Rosa Estarás si se tiene en cuenta que nos enfrentamos a un envejecimiento progresivo de la población debido a la baja tasa de natalidad y al aumento de la esperanza de vida. En concreto, se espera que en 2060 cerca del 30% de la población, unos 150 millones de personas, sean mayores de 65 años

La propuesta que han votado los eurodiputados pide a la Comisión que publique un nuevo informe sobre la salud de las mujeres, prestando especial atención a las mujeres de más de 65 años y a los indicadores de envejecimiento activo. Además, reclama a los Estados miembros que fomenten la plena integración, una mayor implicación y una participación activa de las mujeres de edad avanzada en la vida social.

El segmento de la población mayor de 65 años en la UE presenta una desproporción en cuanto al género, ya que de un total de más de 87 millones de personas en este grupo de edad, 50,6 millones son mujeres.

Rosa Estaràs destaca la importancia de este informe aprobado por la Euro cámara para dar mayor visibilidad a esta cuestión y para dejar patente que queda mucho por hacer para asegurar la igualdad entre todos los ciudadanos, ya que es positivo atender a las cuestiones de género en aquellos casos, como este, en los que es preciso llamar la atención o reforzar determinadas líneas de actuación. En este sentido, la propuesta insta a que se tomen medidas concretas y efectivas, tales como la adopción de una directiva sobre la igualdad de trato que aborde los casos de discriminación múltiple a los que a menudo se enfrentan las mujeres de edad avanzada.

También se reclama a la Comisión que publique un estudio sobre la repercusión de la crisis económica y financiera en las mujeres de edad avanzada, prestando especial atención al acceso a la asistencia sanitaria preventiva y curativa.

El informe señala que a pesar del aumento de la longevidad, entre las mujeres de edad avanzada se da una mayor incidencia de enfermedades invalidantes como fracturas por osteoporosis, artritis reumatoide y osteoartritis, incontinencia urinaria y cáncer que en los hombres de la misma edad. Lo mismo se aplica a la aparición progresiva de una discapacidad debido a la ralentización psicomotora o a episodios de confusión mental y de demencia, cuya incidencia aumenta exponencialmente con la edad.

Las enfermedades que afectan especialmente a las mujeres de edad avanzada son las enfermedades cardiovasculares, las de las vías respiratorias, el cáncer (que sigue siendo la causa principal de muerte en mujeres de edad avanzada en la UE), la diabetes, las enfermedades musculoesqueléticas, las enfermedades degenerativas y la depresión

Los principales factores de riesgo, que deben evaluarse teniendo en cuenta su interdependencia, son la hipertensión, la hiperglucemia, el sedentarismo, el tabaquismo, el sobrepeso y la obesidad, la hipercolesterolemia y, en el caso de las mujeres, los cambios hormonales debidos a la menopausia.

El informe votado en la Euro cámara pone el acento en que la prevención y la información son elementos esenciales de una estrategia que debe incluir a todos los responsables políticos, en particular, las asociaciones del sector, las instituciones nacionales y europeas, los medios de comunicación y las autoridades locales. Según la OMS, una alimentación adecuada, la actividad física y la lucha contra el tabaquismo y el abuso de alcohol deben ser constantes a lo largo de toda la vida.

Rosa Estarás considera que después del Año Europeo del Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional que se desarrolla durante este 2012, las instituciones de la UE deben colaborar con las nacionales y locales para informar al público en general sobre las estrategias de prevención destinadas a promover comportamientos beneficiosos en aras de un envejecimiento saludable y activo.

Más allá de los programas de detección, es necesario considerar las dificultades para acceder a los servicios de salud. Además, la investigación clínica debe prestar mayor atención al género, haciendo hincapié no solo en la prevalencia de algunas enfermedades específicas de las mujeres, sino también en los factores causales o predisponentes (en particular, los cambios hormonales).

A medida que envejece, la mujer vive cambios profundos: su función social y laboral se ve alterada y los cambios físicos son a menudo difíciles de aceptar. Las consecuencias psicológicas del envejecimiento pueden llevar a un sentimiento de soledad, una profunda sensación de aislamiento y pérdida de la autoestima. Todo esto puede conducir a la depresión. Más de la mitad (50,6%) de las mujeres de edades comprendidas entre los 50 y los 64 años en la UE no realizó ninguna actividad laboral en 2010.

El informe reclama, además, que en el marco de Horizonte 2020, se desarrolle un plan estratégico de investigación sobre la salud de las mujeres para el próximo decenio y que, para garantizar la aplicación de dicho plan, se cree un instituto de investigación sobre la salud de las mujeres.

Anuncios

,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: