El espíritu de Malala

Portada TimePor Mónica Bernabé, Corresponsal en Kabul, 21.04.2013. Blogoterráqueo, Mundo.es. La noticia ha pasado casi inadvertida por la prensa internacional, y la nacional apenas se ha hecho eco. Treinta jovencitas tuvieron que ser hospitalizadas este domingo en la provincia de Tahar, en el norte de Afganistán, tras sentirse indispuestas de forma repentina  mientras estaban en la escuela. Todas cayeron enfermas casi al unísono con síntomas idénticos -vómitos, mareos e incluso pérdida de conciencia en algunos casos-, tras notar dentro del aula un olor extraño como si fuera gas.

Los hechos ocurrieron en el instituto de Bibi Mariam, pero se de la circunstancia de que el jueves sucedió un incidente similar en otro centro educativo de niñas de la misma provincia. En aquella ocasión fueron diecisiete las alumnas que quedaron traspuestas debido también a un fuerte tufo.

Tanta coincidencia y el hecho de que tales episodios sólo ocurran en escuelas de féminas hacen pensar que las intoxicaciones no fueron casuales, sino claramente deliberadas. Tal vez para generar miedo y que los pocos padres que se animan a llevar a sus hijas al colegio en las zonas rurales de Afganistán, dejen de hacerlo. Los talibán prohibieron la educación para niñas y mujeres mientras estuvieron en el poder en el país asiático de 1996 a 2001 y, tras la caída de su régimen, las escuelas de niñas también se convirtieron en uno de sus objetivos.

El año pasado también se dieron casos de alumnas envenenadas en colegios del norte de Afganistán y en la misma época del año: en abril, cuando hace pocas semanas que empezó el curso escolar afgano. En el país asiático las clases se inician el 23 de marzo.

El Gobierno afgano ha anunciado que ha abierto una investigación para aclarar lo sucedido, de la misma manera que el año pasado también llevó a cabo pesquisas similares pero sin resultado. Ningún grupo reivindicó los ataques, ni tampoco nadie fue responsabilizado por ellos.

La revista Time incluyó la semana pasada a la joven pakistaní MalalaYousafzai en su lista de las cien personalidades más influyentes del mundo. Malala, de 15 años, resultó gravemente herida en la cabeza después de que los talibán la tirotearan en el valle de Swat, en el noroeste de Pakistán, por ir al colegio.

En la actualidad la chica se está recuperando de sus heridas en Inglaterra, donde fue trasladada para recibir asistencia médica, y se ha reincorporado al colegio. Además ha firmado un contrato millonario para publicar un libro de memorias sobre su traumática experiencia, y las Naciones Unidas han declarado el 10 de noviembre Día de Malala, pues la joven sufrió el ataque en esa fecha.

Los talibán convirtieron a Malala en casi una mártir, y han conseguido que ahora sea un símbolo”, afirma la revista en su publicación de la popular lista. No cabe duda. Y también consiguieron que la sistemática vulneración del derecho a la educación de las mujeres en Afganistán y Pakistán fuera por una vez noticia.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: