La soltería no deseada, ¿una preocupación exclusiva de las mujeres?

Stephanie Spielmann. (Foto: Johnny Guatto / Universidad de Toronto

Stephanie Spielmann. (Foto: Johnny Guatto / Universidad de Toronto

Noticias de la Ciencia, 18.12.2013/ Toronto, Canadá. En muchas culturas, tradicionalmente se ha creído que la vida estable en pareja es más deseada por la mujer que por el hombre, y que, en consecuencia, el miedo a una soltería no deseada es mucho más frecuente en mujeres que en hombres.
Los resultados de un nuevo estudio apuntan a que la situación real es muy distinta.El equipo de Stephanie Spielmann y Geoff MacDonald, del Departamento de Psicología en la Universidad de Toronto, Canadá, examinó varias muestras poblacionales de adultos norteamericanos, incluyendo estudiantes de esa universidad, pero también personas de Canadá y Estados Unidos con muy variados rasgos demográficos, abarcando por ejemplo todas las franjas de edad.

Los resultados de la investigación indican que hombres y mujeres se preocupan en igual medida ante la situación de quedarse solteros sin haberlo deseado, y que ello conduce a estrategias similares para lidiar con la situación. Esto contradice la idea muy extendida de que solo las mujeres temen quedarse solteras sin haberlo querido. La soledad por no poder vivir en pareja pese a desear una vida matrimonial plena es una experiencia dolorosa tanto para hombres como para mujeres, tal como subraya MacDonald, por lo tanto no es sorprendente que el temor a una soltería no deseada tenga igual incidencia tanto en la mujer como en el hombre.

En este estudio se ha comprobado que el temor a quedarse soltero es un predictor significativo de la actitud de conformarse con menos a la hora de formar pareja, tanto en la mujer como en el hombre. Las personas que más temen quedarse solteras son las menos exigentes a la hora de escoger pareja. Pueden casarse sin estar verdaderamente enamoradas, o incluso aceptar por pareja a sujetos que claramente no les convienen.

Así, algunas veces estas personas muy temerosas a la soltería o situación análoga (como por ejemplo no volver a casarse tras un divorcio) permanecen en relaciones en las que no son felices, y en ocasiones aceptan citas con personas que no son en absoluto las adecuadas, tal como señala Spielmann. Ahora, con la nueva investigación, queda bastante claro que la angustia de quienes temen quedarse solteros desempeña un papel decisivo en esos tipos de conductas poco sanas de relación de pareja, las que pasan por casarse y seguir junto a un cónyuge al que nunca se ha amado realmente, o que incluso constituye una fuente de malestar.

Anuncios

,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: