Sí se pueden cumplir las promesas de Año Nuevo

Psicólogos y psiquiatras explican las estrategias que le permitirán alcanzar los objetivos trazados

Fíjese 7 objetivos, Cinco son pocos y diez son demasiados. Siete es lo adecuado. Que sean serios.  Foto: Archivo particular

Fíjese 7 objetivos, Cinco son pocos y diez son demasiados. Siete es lo adecuado. Que sean serios.
Foto: Archivo particular

Redacción Salud El Tiempo. 22.12.2013. Dejar de fumar, bajar de peso, salir de deudas, dedicar más tiempo a la familia, cambiar de casa, conseguir un mejor trabajo… Esta es la clase de promesas que muchos acostumbran hacer en época de balances, como el fin de año.

Muchas, sin embargo, no logran pasar de las intenciones, en buena medida porque esas metas suelen formularse sin pasarlas primero por el filtro de la realidad. En otras palabras, porque son inalcanzables, no apasionan o, en el fondo, no se perciben como vitales.

“Por influjo cultural, el cambio de calendario genera la esperanza de alcanzar etapas mejores en el proceso vital, una sensación de borrón y cuenta nueva que facilita planear cambios comportamentales para el nuevo año”, explica el psiquiatra José Posada. En ese sentido, aconseja el experto, el primer paso es tomar consciencia de la situación que se quiere cambiar, y luego tener la voluntad real de efectuar esa transformación.

“Los objetivos trazados deben ser reales, medibles y viables, no demasiado ambiciosos”, anota el psicólogo clínico Roberto Sicard. Por eso, dice, hay que elaborar un plan concreto para emprender esos cambios, teniendo en cuenta que deben darse paso a paso, pues nada se logra de un momento para otro.

“Desde la psicología social se ha probado que si las personas se saltan alguno de esos pasos pierden tiempo y plata, y son pocas las posibilidades de éxito”, observa Posada. Ambos especialistas advierten, además, que es mejor no tomar decisiones radicales cuando se está pasando por estados emocionales como tristeza, culpa, rabia o felicidad extrema. En ese estado –agregan– las personas no deciden de manera coherente; de hecho, tienden a arrepentirse después.

Lo recomendable entonces es hacerlo en situaciones de equilibrio mental y emocional. La consigna debe ser trabajar con el corazón conectado al cerebro, lo cual no significa tener una actitud derrotista. “El principio de realidad no puede ser una cárcel que impida aspirar a algo mejor. Hay que romper los temores, pero con los pies sobre la tierra”, recalca Sicard.

Toda meta, desde comprar carro hasta ser menos irascible, es alcanzable, siempre que sea perentoria. “Si de verdad hay un propósito, hay que empezar de una vez”, subraya el psiquiatra Rodrigo Córdoba.

La psicóloga y coach Johanna Matallana recomienda cerciorarse de tener cubiertas las necesidades básicas antes de ir por más. Hecho esto, hay que identificar las situaciones que perturban o perjudican, para empezar por allí los cambios.

El psicólogo Sicard expone la importancia de despejar el panorama: “Si vivo sintiéndome mal, no tengo manera de cumplir mis sueños, las metas que me he trazado. Y nada enferma más a una persona que una mala relación familiar. El maltrato y la violencia dentro del hogar hacen que la gente se distancie de sus objetivos”.

Con el escenario preparado y los objetivos claros, el turno es del empeño. El amor por las metas, la confianza en sí mismo y la voluntad son determinantes para hacerlas realidad.

A lo anterior, los especialistas suman un último factor clave: la acogida que tengan sus planes en el contexto familiar y social. El apoyo de los amigos y los seres queridos contribuye en gran medida a persistir en ellos y concretarlos.

Los siete pasos para alcanzar las metas

La psicóloga y ‘coach’ Janeth Matallana y el psicólogo Roberto Sicard ofrecen las siguientes claves a la hora de trazarse propósitos para el año entrante:

Fíjese 7 objetivos

Cinco son pocos y diez son demasiados. Siete es lo adecuado. Que sean serios.

Inicie cuanto antes

Toda meta es alcanzable si es perentoria. “Si de verdad hay un propósito, hay que empezar de una vez”, afirma el psiquiatra Rodrigo Córdoba.

Por qué y para qué

Aclarar estas cuestiones para cada uno de los objetivos ayuda a definir su pertinencia.

Escríbalos

Esto hace que las metas se perciban como algo tangible.

Téngalos presentes

Busque algo que le recuerde a diario el propósito. Si ya dio las arras para comprar una casa y está reuniendo para la cuota inicial, mantenga a la vista la imagen del proyecto en el que compró.

Busque ayuda

Defina quién puede apoyarlo para lograr esos propósitos. Por ejemplo, si quiere hacer un posgrado y no tiene el dinero, busque entidades que puedan hacerle un préstamo en condiciones favorables.

Planee el proceso

Si quiere adelgazar, por ejemplo, reduzca los alimentos no fundamentales que engordan, como el azúcar. Superado eso, fije y respete sus horarios de comida. Después, empiece una suave rutina de ejercicio.

REDACCIÓN SALUD

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: