El poder de Latinoamérica, en manos de las mujeres

Por Silvia Taulés, 18.03.2014.Mundo.es. Estamos acostumbrados. Hay una reunión de jefes de Estado y de Gobierno y el gris de sus trajes se mezcla con el de sus corbatas. Poca falda, poco tacón… poca diversidad. Lo masculino sigue dominando el mundo. Por eso es alentador ver que la casualidad (¿o no?) ha querido reunir en el tiempo a cuatro mujeres en el poder en Latinoamérica. Y no en países pequeños de economías sin peso, no, las mujeres están al mando de las potencias latinoamericanas.

Junto a la recién nombrada presidenta de Chile, Michelle Bachelet, tenemos a Dilma Rousseff en Brasil, Cristina Kirchner en Argentina y a Laura Chinchilla en Costa Rica. No son las únicas que alguna vez alcanzaron el mando de sus países. Todo empezó con Isabel Perón. Ella inauguró una lista que aquí presentamos.

Isabel Perón

Presidenta interina de Argentina, de 1974 a 1976. María Estela Martínez, conocida como Isabelita Perón, fue la tercera y última mujer de Juan Domingo Perón (después de Evita). Isabelita trabajaba como cabaretera cuando conoció al líder político en el exilio. Durante un periodo convulso, su marido volvió a Argentina donde se convirtió de nuevo en presidente y su esposa en vicepresidente. Pero Perón estaba enfermo y moría en 1974, asumiendo Isabelita la presidencia interina. Y se convertía así en la primera mujer en alcanzar el poder en América y una de las primeras del mundo. Dejó el poder tras el golpe de Estado del general Videla en 1976, aunque fue la responsable de iniciar las políticas de terrorismo de Estado en su país. Durante los últimos meses de su mandato desaparecieron más de 600 personas calificadas de disidentes políticos.

Lidia Gueiler Tejada

Presidenta interina de Bolivia de 1979 a 1980. A diferencia de Isabelita Perón, Lidia Gueiler destacó durante toda su vida por la lucha de la igualdad de sexos y de clases. En un país con profundas brechas sociales, donde los indígenas han sufrido la discriminación durante décadas, Guelier intentó poner cierto orden en ese caos. Atacada por algunos cierta ala de la ultraderecha, esta líder boliviana vio incluso cómo intentaban terminar con su vida. Su presidencia, que fue interina, duró sólo unos meses. El actual presidente boliviano, el indigenista Evo Morales, ha alabado siempre la labor de su antecesora. Por cierto, era parienta de la actriz Rachel Welch (Jo Rachel Tejada).

Violeta Chamorro

Presidenta de Nicaragua de 1990 a 1997. Es la primera mujer elegida presidenta en América y un símbolo para las mujeres de medio mundo. Tras la victoria de la revolución sandinista -inspirada en la revolución cubana, Chamorro (Barrios Torres de nacimiento) se convirtió en uno de los líderes que luchaban contra el Gobierno de izquierdas. Así, fue candidata por la coalición Unión Nacional Opositora, donde se agruparon todos los partidos opositores a los sandinistas (FSLN) y que, auspiciados por Estados Unidos, lograban derrocarles y llegar al poder en 1990. Chamorro gobernó durante siete años.

Rosalía Arteaga

Ecuador, dos días en 1997. Llegó a la presidencia de Ecuador amparándose en la Constitución después de que se forzara la destitución de Abdalá Bucaram como jefe de Estado. Pero su mandato duró tan solo un día. Después se presentó como candidata, perdió y decidió abandonar la política. Culta y formada, es madre de tres hijos (el cuarto falleció por complicaciones derivadas de sufrir Síndrome de Down), ha escrito varios libros y es miembro del consejo editorial de la Enciclopedia Británica.

Mireya Moscoso

Panamá de 1999 a 2004. Decoradora y señora de su casa, de familia bien con un pie en Miami, Mireya Moscoso llegó a la política por su marido, Arnulfo Arias Madrid, varias veces presidente de Panamá. Pero a su muerte, Moscoso quiso implicarse, honrar la memoria de su marido y se dedicó a la política. En 1999 ganaba las elecciones e implementaba unas políticas tachadas de populistas, pese a dedicar recursos a la educación y alfabetización del país. Sus lazos con Miami (y la disidencia cubana) quedaron patentes cuando justo antes de abandonar la presidencia indultaba a los terroristas que habían intentado matar a Fidel Castro (entonces presidente de Cuba) en una visita a Panamá por una cumbre iberoamericana.

Michelle Bachelet

Chile 2006 y 2013. En 2006 se convirtió en la primera mujer en lograr la presidencia chilena, y a finales de 2013 se convertía en la primera mujer en lograr la presidencia chilena dos veces. Bachelet es historia viva. Porque además, siendo joven fue detenida por la dictadura militar y torturada. Logró escapar al exilio, donde amplió sus estudios de medicina en Alemania, y volvió a Chile para terminar su carrera e iniciarse en la lucha política. De carácter liberal, su primer gobierno supo capear la crisis económica global, lo que le reportó además fama de solvente. Su nuevo mandato acaba de empezar.

Cristina Fernández de Kirchner

Argentina desde 2007. Su carrera política siempre estuvo ligada a la de su marido, Néstor Kirchner, quien falleció en 2007. Cristina fue la primera jefa de campaña de Néstor en 1999, inaugurando un periódico político en el que ambos han representado el poder en Argentina. Peronista desde sus inicios, llegó a la presidencia en 2007, poco antes de que falleciera su esposo. En 2010 se presentó a la reelección y ganó. Ha sido acusada de corrupción en numerosas ocasiones pero ella asegura que se trata de calumnias orquestadas por los grandes grupos económicos del país, que no quieren que una mujer de izquierdas ostente la presidencia. Sus políticas han llevado a Argentina a convertirse en uno de los aliados de la llamada revolución bolivariana iniciada por el venezolano Hugo Chávez bajo la batuta de Fidel Castro.

Laura Chinchilla

Costa Rica desde 2010. Es una mujer que ha logrado llegar a lo más alto desde las calles depauperadas de Desamparados, al sur de San José, la capital. La excepcionalidad política de Costa Rica, país sin ejército, permite a sus líderes mostrarse pacifistas sin esfuerzo. Y así lo hace Chinchilla, quien conoce en profundidad América Latina y siempre lamenta cómo la violencia ha golpeado al continente. Esta política conservadora obtuvo casi el 50% de los votos en las elecciones, una holgura que le ha permitido implementar sus políticas entre las que destaca la lucha contra la inseguridad ciudadana.

Dilma Rousseff

Brasil desde 2010. La heredera de Lula da Silva lo tenía difícil. El carismático líder brasileño dejaba el poder, afectado además por un cáncer, con lo que demostrar que su legado continuaba era tarea difícil. Pero Dilma, como se la llama, convenció. Economista criada en una familia de clase alta, la actual presidenta de Brasil sigue con la política contra la pobreza como bandera. Brasil es un país en desarrollo, con gran potencial económico y mucha desigualdad social, y Dilma ha plantado cara a las políticas más agresivas llevadas a cabo por Estados Unidos y la Unión Europea, granjeándose el respeto de la sociedad brasileña. Tiene pendiente celebrar la Copa del Mundo de Fútbol este verano y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016.

Anuncios

,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: