Solo 11 mujeres entre los 200 directores ejecutivos mejor pagados de EE.UU.

La última lista anual de the Times revela que las mujeres ocupan tan solo un 4,9% de los cargos ejecutivos en las mil compañias estadounidenses más grandes

Compromiso RSE. 17.06.2014.  En el estudio The Equilar Top 200 Highest Paid CEO Rankings, que se realizó para The Times y del que se hace eco el diario mexicano El Financiero, se plantean interrogantes sobre si las indemnizaciones para ejecutivos están incontrolables y si son las responsables de la desigualdad económica de EE.UU.

Equilar, una firma de datos sobre remuneraciones a ejecutivos, revisó las compañías con valores de mercado de mil millones de dólares o más, que habían presentado apoderados para el 30 de mayo. En abril, Sunday Business informó los hallazgos de un estudio preliminar de Equilar basado en datos de empresas que habían presentado las cartas poder para el 4 de abril y que presentaban un umbral mínimo de ingresos, no de la capitalización de mercado.

El salario medio de las mujeres en la lista de los 200 directivos es de 15.7 millones de dólares, 1.6 millones menos que el medio para los hombres y el grupo en su conjunto. Son muy pocas las mujeres en el estudio de Equilar como para llegar a alguna conclusión definitiva sobre el género y los sueldos a nivel directivo. Sin embargo, los hallazgos de toda una gama de economistas que han estudiado los sueldos de los altos ejecutivos indican que la tendencia es que a las mujeres en puestos de alta jerarquía les vaya tan bien como a los hombres en la misma categoría.
Esos estudios académicos, junto con las carreras de las mujeres en la lista, proporcionan una ventana a la comprensión del por qué la cantidad es tan tercamente baja y por qué parece ser fácil que las mujeres logren tener el mismo nivel de éxito que los hombres en ciertos sectores –más sorprendente, quizá, en el tecnológico– en términos de jerarquía y sueldo.
Para una mujer cuyo objetivo es ganar montones de dinero, esto es lo básico: conseguir un empleo en la tecnología, empezar en el nivel más alto posible, trabajar para ascender hasta dirigir una parte del negocio de la compañía -lo que quiere decir que no hay que ser la abogada general o la jefa de recursos humanos-, trabajar en una compañía que tenga mujeres en el consejo de administración o entre los ejecutivos del nivel principal, conocido como suite C, y nunca renunciar.

Mismo sueldo pero avances frustrados
La mujer con el mayor salario en la lista de Equilar nació hombre. Martine Rothblatt, nacida Martin Rothblatt, estuvo casado y tuvo 4 hijos, inició Sirius Satellite Radio, hoy SiriusXM, antes de someterse a una operación de cambio de sexo en 1994. Después de que a uno de sus hijos lo diagnosticaron con una enfermedad, fundó United Therapeutics en 1996 y ayudó a desarrollar un fármaco para tratarla. El año pasado, le pagaron 38 millones de dólares como remuneración, en su mayor parte con participaciones accionarias, lo que la colocó en el número 10 de la lista. Declinó ser entrevistada.
“Se le otorgó subvención de capital con base en el desempeño de la compañía, la mejor forma de estar alineado con los intereses de los accionistas”, señaló Andrew Fisher, un abogado general adjunto en la compañía. Su precio accionario fue de más del doble del que obtuvo el año pasado, en gran medida, porque recibió la aprobación del Departamento de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos para el medicamento nuevo, el Orenitram.
Mayer, con 24.9 millones de dólares, fue la segunda mujer mejor pagada, seguida por Carol Meyrowitz, quien ganó 20.7 millones de dólares como jefa de TJX Cos., dueña de T.J. Maxx, la tienda de descuento de ropa. Ambas también recibieron la mayor parte de la paga en acciones y opciones.
Históricamente, las compañías de bienes de consumo han tenido a la mayoría de las ejecutivas, y dos de las mujeres mejor pagadas en nuestra lista están en ese sector: Indra Nooyi, de PepsiCo, quien ganó 13.2 millones de dólares, e Irene Rosenfeld de Mondelez International, que fue parte de Kraft Foods, con 14 millones de dólares. Sin embargo, el año pasado, dos mujeres llegaron a ser directoras ejecutivas en un sector tradicionalmente menos femenino: los contratistas militares. Son Marillyn A. Hewson, en Lockheed Martin (15.7 millones de dólares), y Phebe Novakovic en General Dynamics (18.8 millones de dólares).
Otra directora ejecutiva, Mary T. Barra de General Motors, aparece en las noticias porque su compañía tiene problemas por la seguridad de sus coches, habría estado en la lista de haber estado en ese cargo el año pasado. Su sueldo objetivo para este año es 14.4 millones de dólares, según Equilar.
Los estudios muestran que a las mujeres en cargos ejecutivos les pagan menos que a los hombres. Sin embargo, dos de los estudios más integrales y respetados sobre las remuneraciones a ejecutivos encontraron poca evidencia de una diferencia entre directores ejecutivos varones y mujeres, después de tener en cuenta edad y años de experiencia.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: