Las Mujeres Juristas repasan sus 25 años de trabajo

Con críticas al ‘machismo del derecho’, la ‘masculinización de la cultura organizativa y de gestión’, además del ‘sexismo por negligencia’ en todas las universidades, Dones Juristes ha celebrado su 25 Aniversario compartiendo con otras mujeres, militantes o responsables de políticas de género de partidos políticos, sindicatos y la academia, los objetivos cumplidos y los retos aún pendientes.

Lidia Vilalta .Barcelona 28.10.2014- La Independent. La organización catalana Dones Juristes (http://donesjuristes.cat/es/) ha realizado distintos actos de celebración de su cuarto de siglo de trabajo en defensa de los derechos de las mujeres, una post adolescencia como decían en la sesión de clausura, para ver cómo debería ser la etapa de la madurez, en la que ya sea una realidad la igualdad definitiva entre hombre y mujeres que, a tenor de las experiencias de las distintas ponentes del ámbito político, social y académico, está lejos todavía.

Rastro de huellas  en distintas Leyes

Comenzó la presidenta de Dones Juristes y moderadora de la mesa institucional y la Fila Cero de invitadas, Mercè Claramunt. “Durante estos 25 años hemos tenido un solo objetivo: trabajar para los derechos de las mujeres y lo hemos conseguido, a partir de 3 ejes: 1.la praxis, acompañar a las mujeres y sus asociaciones, en especial des de Ca la Dona;  2.desde la Universidad, elaborando alianzas con las académicas y 3. escribiendo y, en este sentido, hemos dejado huella en la Ley catalana por el derecho de las mujeres a vivir sin Violencia, que nos enriqueció muchísimo a todas; también sentamos algunas bases para la Ley (catalana) de Igualdad efectiva entre hombres y mujeres que, por avatares políticos, aún no ha visto la luz.

A continuación, Montserrat Gatell, presidenta de l’Institut Català de les Dones (ICD), las felicitó y, respondiendo a la presentación de Claramunt, calificó la relación que mantienen con ellas como “cálida y estresante, pero buena”, en el sentido de “nos empujamos mutuamente para que se hagan las cosas que queremos hacer”.  En cuanto al freno de la Ley catalana de Igualdad, que sigue pendiente en el Parlamento desde 2007, recordó “la incapacidad que todavía tenemos para ponernos de acuerdo en determinadas cuestiones”. La presidenta del ICD subrayó que “las desigualdades todavía rigen las instituciones” y que “la realidad de los hombres y de las mujeres es distinta y es como un mantra sobre el que siempre se debe insistir”.

La cultura organizativa y de gestión sigue masculinizada

Gatell afirmó que hay que “olvidar las políticas específicas para las mujeres y reflejar la mirada y los valores femeninos en cada una de las políticas”; para ella, hay que “introducir la experiencia de las mujeres en valores, saberes y habilidades, frente a la competitividad, la jerarquía y la imposición masculina”. Y aquí recordó el Pla Estratègic de Politiques de Dones 2012-2015 (http://dones.gencat.cat/web/.content/02_institut/docs/pla_estrategic.pdf), “cuyos valores son la equidad, la cultura del análisis y la evaluación, la transparencia, la coordinación, el reconocimiento y el respeto a la diversidad, la empatía, la cotidianidad y la autoridad femenina”. La presidenta del ICD concluyó apuntando que “hay que transformar la cultura organizativa y de gestión, que todavía está muy masculinizada”, tanto en la administración como en las instituciones públicas.

Faltan políticas para mujeres en urbanismo y seguridad

La concejala de Mujeres y Derechos Civiles del Ayuntamiento de Barcelona, Francina Vila,  medio afónica, recordó que hace 25 años, caía el muro de Berlín y cambiaron algunos modelos políticos “pero quedan todavía muchos muros por derribar”. Pese a que para ella Barcelona es pionera en promoción de derechos, “faltan medidas concretas para las mujeres respecto a la promoción de políticas en el ámbito del urbanismo y la prevención de la seguridad”, porque “la mirada no debe abarcar solo bienestar social o violencia”.

Vila resaltó los cambios que se han producido en el CIRD (Centre de Informació i Recerca de les Doneshttp://w110.bcn.cat/Dones/Continguts/Documents/DipticCIRD.pdf), “tanto hacia fuera (asesorando técnicamente cómo aplicar los Planes de Igualdad -Cámara de Comercio, Universidad Politécnica…), o dentro de las propias instituciones, (como ‘facilitadoras’ para garantizar que todos los servicios tengan Perspectiva de Género). También realizan formaciones, diagnósticos y facilitan herramientas e indicadores para valorar si se realizan los presupuestos con perspectiva de género, una de las prioridades de su concejalía”. Con ello ven  si son efectivas las políticas que impulsan y si sirven para lo que se planean.

María Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) (http://www.poderjudicial.es/cgpj/es/Temas/Violencia_domestica_y_de_genero/El_Observatorio_contra_la_violencia_domestica_y_de_genero), afirmó “estar muy a gusto en Catalunya”, recordó los 4 años que estuvo trabajando en Tarragona, apuntó las actividades que el Observatorio está llevando a cabo y expuso algunas de las preocupaciones que tienen.

Debe aplicarse el Convenio de Estambul

En cuanto al futuro inmediato, Carmona informó sobre el próximo Congreso que “deberá modificar la Ley estatal de 2004 sobre la violencia contra las mujeres porque no incluye medidas que Europa incluyó en el Convenio de Estambul” (http://www.msssi.gob.es/ssi/igualdadOportunidades/internacional/consejoeu/CAHVIO.pdf). En este sentido, afirmó que “la posterior Ley catalana (de 2008) es más adelantada y sí cumple ese convenio, en el sentido que la violencia contra las mujeres va más allá del ámbito de la pareja y en ella se explicitan todos los ámbitos que abarca”. También explicó que se está elaborando un estudio sobre cómo las Audiencias Provinciales españolas están aplicando la ley desde 2009 hasta 2014 y así, poder establecer jurisprudencia. Recordó asimismo que, cada trimestre, el Observatorio del CGPJ publica “estadísticas sobre las denuncias, renuncias y condenas, que los medios de comunicación recogen”.

Respecto a las preocupaciones, se refirió al tema de los menores afectados por la Violencia machista, al tema de “las denuncias con renuncias posteriores -porque las mujeres incrementan su riesgo, sobre todo después de las condenas absolutorias de los agresores al haber declarado”. Sobre las sentencias, “ya está modificando el artículo 153 por el cual los abogados debían demostrar cómo discriminan o dominan los hombres a las mujeres; eso significaba que solo un 50% de agresores eran considerados culpables por falta de pruebas. Ahora se incluirá violencia ‘con cualquier fin’”. En cuanto a  “las sentencias de homicidio/asesinato de la mujer, también desaparecerá la ‘atenuante de concesión’ por la que los hombres aceptaban el delito y se les  rebajaba la condena entre 3 y 4 años y encina se jactaban de ello”.

La primera de las políticas que participó en la ‘Fila Cero’ fue Imma Moraleda, (responsable de Mujeres del PSC-Socialistas Catalanes) quién bromeó sobre que “la igualdad y el feminismo: es como cuando vas en bicicleta, si dejas de pedalear te caes”, afirmó. Le siguió, Ester Capella, actual diputada de ERC (Esquerra Republicana) y antes responsable de Mujeres de su partido, para quién “los partidos no dejan de ser un reflejo de la sociedad y a la igualdad le ocurre lo mismo. Nuestras relaciones con el poder no son las mismas que las que ejercen los hombres; no nos relacionamos bien con el poder”; Capella instó a involucrarse más en política, porque “es responsabilidad nuestra no aceptar lo que se nos ofrece en ocasiones; nos ofrecen lo que nos toca y merecemos. La política mejora cuando estamos ahí, porque siempre hemos estado al cuidado de todas las cosas al mismo tiempo, y eso me lo comentaba Oriol Junqueras, no son palabras mías”.

Incorporar feministas a la política

Cristina Bigordà presidenta de Mujeres con Iniciativa (ICV) afirmó que existe “infrarepresentación en la política”, en contraposición a las entidades sociales y recordó que en los espacios políticos falta “calidad democrática”; “sólo hay que ver quién decide la representación, prosiguió, pero ¿es suficiente un mayor número de mujeres para que cambie un partido?” Para que cambie la Agenda, concluyó “se deben incorporar mujeres feministas a los partidos, porque estamos sufriendo retrocesos alarmantes por el incremento de las actitudes machistas y patriarcales”.

Adriana Sabaté, responsable de la Mujer en EUiA (Esquerra Unida i Alternativa), afirmó que “las políticas tienen género y ese es masculino; se requiere más esfuerzo porque la crisis ha propiciado retrocesos”; ya es el “momento de reinventarse y pensar las instituciones y la manera de estar en ellas”.

Sònia Tona de la plataforma política Guanyem, opina que hace falta una “reforma profunda y feminista de la democracia, tanto en la sociedad civil como en las instituciones”. Su grupo está elaborando desde hace tres semanas “un Código Ético en el que ya constan los cargos bicéfalos hombre-mujer” (para facilitar los tiempos familiares a ambos) con ejes de ‘banda ancha’ entre los que señaló el feminismo y ecologismo; economía de género y demanda sociales….

El derecho es claramente machista

Silvia Requena, jurista y presidenta de las Mujeres en Convergencia, recordó que la palabra género no apareció hasta la Conferencia sobre la Mujer en 1995, y afirmó que “el derecho es claramente machista: lo ha sido siempre y aún lo es, y si no, recuerden la propuesta última de la ley del aborto”. A veces, “nosotras mismas tenemos un lenguaje difícil; debemos comunicar los problemas más fácilmente”. Para ella, “los liderazgos transformacionales son los de las mujeres, los de los hombres son feudales”, pero además “ya han tenido su tiempo”; “son muchos los techos de cristal que debemos superar; debemos formar alianzas de mujeres: cuando una llega al poder debe reclamar a otras”, concluyó.

Alba García, Secretaria de la Mujeres y Cohesión Social de CCOO (Comisiones Obreras), recordó que ella ha actuado desde muchas perspectivas, institucionales, gubernamentales, en cargos municipales y “suscribo todo lo que se ha dicho. Es trabajar siempre en un mundo hostil; las mujeres continuamos siendo seres relativos; debemos realizar un cambio total de modelo, deconstruir para volver a construir y no perder nunca de vista que lo personal es político”. A su criterio, se debería “situar a la persona, la vida cotidiana y el bienestar social en el primer plano, junto a la libertad, la educación, el derecho al propio cuerpo, la felicidad… trabajar para transformar las instituciones  y los planes de ruta”.

Por motivos de salud, se excusó David Papiol, en representación de UGT.

 Por la Comisión de la Mujer del Colegio de Abogados y abogadas de Barcelona, que es anterior a las propias juristas pues ya celebra 30 años, habló Pilar Vázquez, quien recordó que ellas analizaban ya las leyes franquistas anteriores; que “cuando se aprobó la Ley de Violencia machista hicimos un turno específico” y subrayó que en el protocolo sobre Violencia fueron las pioneras; como lo fue también la Ley de términos sobre el aborto. Acabó recordando que, con equipos de sociólogas y psicólogas, han recorrido muchos pueblos de Catalunya explicando la Ley Gallardón. Esta jurista, tuvo un recuerdo para las 3 presidentas anteriores de Mujeres Juristas: Lourdes Argudo, Maite Biges, Angelina Hurios, Marcelina Fernández, Mercè Molina i Nati Veraguas.

La primera de las académicas fue Francesca Puigpelat, catedrática de Filosofía del Derecho de la UAB (Autónoma de Barcelona). Recordó que la Universidad no ha sido receptiva con las mujeres, pues hasta 1910 no se matriculó la primera y cuando ella estudiaba, “en 1967, sólo había 4 profesoras”. Puigpelat se incorporó al área ‘hostil’ de Filosofía del Derecho en 1974, cuando regresó de Alemania. Y “ahora, a los 47 años de mi entrada, se han impuesto algunas tesis feministas y se ha intentado que la igualdad entre hombres y mujeres sea una realidad, pero no es así, pese a que ya hemos elaborado 3 planes de Igualdad”. Y lo corroboró con datos estatales de los años 2009-2010.

Desigual situación en cargos y promoción

Pese a que “las mujeres son ya un 60% del alumnado” de las universidades, “estudian el doctorado un 51%, lo acaban un 47,5% de ellas y existe un 35% de profesorado femenino, los importantes cargos universitarios siguen siendo masculinos”, sobre todo en lo alto de la pirámide. Por categorías profesionales, “son profesoras ayudantes un 47,5%  de mujeres por un 52,5% (H); ayudantas de doctorado un 49,9% frente a 51,1%; ya titulares lo son un 37,9% de mujeres por un 62,1% (H) y en la cúspide, sólo hay un 16,6% de catedráticas por 83,4% (H); en la UAB somos unas pocas más: 22,5%”.

Y si extrapolamos las estadísticas a Europa, siguiendo sus palabras “encontramos una media de solo 15%. Y las mejores colocadas son las rumanas con 29,1% y las turcas con 25,5%; en la cola, curiosamente, con porcentajes inferiores al 10% Alemania, Austria, Bélgica y Países Bajos”. Otro dato es que en Salud y Ciencias Humanas y Experimentales y en Sociales, las mujeres alcanzan el 60% del alumnado, en cambio, sólo llegan a un 13,6 en las facultades tecnológicas”.

“Las alumnas no se dan cuenta cuando estudian de la discriminación existente”, prosiguió porque “son mayoría en las aulas, pero sí la sufren cuando quieren promocionarse o formar una familia”. Los espacios laborales que “consiguen fácilmente son los ‘sobrecargados’ de trabajo y los de administración o servicios, pero los altos cargos de gestión, decanatos y rectorado son para los hombres”.

Acoso sexual o por razón de sexo

Puigpelat explicó que “existen problemas de acoso sexual y por razón de sexo” y, por ello “estamos elaborando protocolos para frenar el silencio y celebramos reuniones con las diferentes universidades para evaluar conjuntamente las situaciones”.

Y como “no estamos libres de discriminación y los derechos de las mujeres son siempre frágiles” prosiguió, “seguimos cultivando las ideas a través de investigaciones y alguna docencia con Perspectiva de Género; pero esas personas nunca llegan arriba en la promoción. Yo misma, subrayó, tampoco hubiera llegado a catedrática o decana, si hubiera tenido esa perspectiva”. Pero “ahora desde la posición que tengo, puedo potenciar la investigación y la docencia en este sentido. Y desde aquí quiero recordar a Encarna Bodelón, del grupo de investigación Antígona (http://www.centreantigona.org/) a quién le dirigí la tesis y de quién aprendí mucho” finalizó.

Se promueve el sexismo por negligencia

Tània Verge, profesora de Ciencias Políticas de la  UPF (Pompeu Fabra), suspendió a todas las universidades por “no coeducar y no tener conceptualizaciones, ni indicadores de género”. Y subdividió las “críticas en tres sectores: los procesos (no hay perspectiva de género en los planes de Estudio; las mujeres sólo son visibles en un 18% de los contenidos, por tanto, el conocimiento sigue siendo masculino); en las políticas de personal (hay segregación vertical y los reclutadores siguen siendo los hombres) y en las prácticas (están orientadas (‘esviatgades’) al género’, pero el masculino)”. Es más, “se promociona el sexismo por negligencia”, subrayó. Para acabar con ello, “propuso el triángulo de terciopelo: instituciones feministas, académicas feministas y activistas feministas”.

Por parte de la Universidad de Barcelona (UB) Argèlia Queralt, profesora de Derecho Constitucional y directora editorial de la revista online ‘Agenda Pública’, (http://www.eldiario.es/agendapublica/) confirmó que “no se puede decir en la Universidad que eres feminista, como decían las dos anteriores participantes, a pesar de que existen Comisiones de Igualdad. Las juristas de la UB fuimos las primeras en preparar el Protocolo sobre Acoso, aunque lo presentaron en la facultad de Economía”.

“El hecho diferencial en la Universidad es ser madre” explicó; “la maternidad perjudica; un 60% de mujeres tienen contratos precarios y se las ‘penaliza’ por las cargas familiares. Como decía Silvia Requena, el derecho es cosa de hombres”, por ello, “como docente yo tengo grupos de análisis feminista del derecho. Y, como directora editorial de la publicación online ‘Agenda Pública’ publicamos temas sobre el aborto, la violencia de género…

“A las mujeres, concluyó, nos cuesta decir sí, de manera que debemos romper las barreras aunque sea quitándonos horas de sueño”.

http://www.laindependent.cat/index.php?option=com_content&view=article&id=4914:les-dones-juristes-repassen-els-seus-25-anys-de-treball&catid=153:drets-de-les-dones&Itemid=220&lang=el

Anuncios

, ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: