NY: Taxis sólo para mujeres

Una mujer se dispone a subir a un taxi sólo para mujeres en Manhattan. BOB JAGENDORF

Una mujer se dispone a subir a un taxi sólo para mujeres en Manhattan. BOB JAGENDORF

Eva Font. Nueva York 01.12.2014. El Mundo.  Taxis para mujeres y conducidos sólo por mujeres. Es la iniciativa SheRides: Women For Women que se ha puesto en marcha en la ciudad de Nueva York y en las zonas vecinas de Long Island y Westchester. El objetivo es ofrecer un transporte seguro para las mujeres que a veces no se sienten cómodas cogiendo un taxi por la noche conducido por un hombre y promover que haya más mujeres detrás del volante.

“Te damos lo que otro servicio de taxi no te puede dar: tranquilidad”, reza la empresa en su página web. Detrás de la iniciativa se encuentra Stella Mateo, que llegó a Nueva York con 14 años desde la República Dominicana y durante años trabajó como voluntaria para la Federación de Taxistas del Estado de Nueva York, fundada por su marido, Fernando Mateo.

“Más que una iniciativa, es un movimiento para empoderar a las mujeres financiera, social y personalmente. Queremos igualdad de ingresos e igualdad de oportunidades”, dice Mateo a EL MUNDO sobre la iniciativa. Remarca que en Nueva York, donde se cogen 600.000 taxis al día, el 97,5% de los conductores son hombres, mientras que el 60% de los clientes son mujeres.

De hecho, dando una vuelta por la céntrica y turística Times Square, en Manhattan, donde los taxis amarillos abundan haciendo cola para recoger clientes de los hoteles o teatros que llenan el lugar, es casi imposible ver a una mujer al volante.

Los taxis de SheRides se distinguen porque llevan dibujada una especie de bandera fucsia o bien una etiqueta con su logotipo: una S blanca sobre un fondo fucsia. El servicio se usa utilizando una aplicación móvil, siguiendo la tendencia de otros servicios de taxi, como es el caso de Uber. “Esto ofrece seguridad a las usuarias, porque saben quién las va a recoger. Además, no se cobra en efectivo, sino con tarjeta, por lo que se reduce el miedo a ser asaltadas”.

De momento, ya son unas 500 las mujeres taxistas que se han aliado a SheRides. “Tenemos a 300 taxistas y estamos colaborando con 200 más para que puedan tener su licencia”, explica Mateo, que apunta que la aplicación incluye la opción de escoger a un conductor de cualquier sexo para no incumplir la ley en EEUU, que no permite discriminar por género.

“Contamos con 3.000 taxistas hombres que colaboran con nosotros, ya que así podemos tener suficientes conductoras para cubrir las peticiones de las clientes que quieren una mujer taxista”, comenta Mateo.

Una de las conductoras de SheRides es Dinorah de Cruz, de 64 años y nacida de República Dominicana. Ex conductora de limusinas, De Cruz llevaba dos años jubilada.

“Vi a Mateo en televisión hablando de esta iniciativa y me interesó mucho”, explica a EL MUNDO. “Me interesó la idea porque me da seguridad, no se tiene que usar dinero en efectivo y el pasajero es una mujer. Yo ya me había jubilado y este trabajo me permite ganar un dinero extra, además de la pensión que recibo”.

La nueva iniciativa provoca diferentes reacciones entre los transeúntes de Nueva York. La joven Sheina Ramírez, que vive en Los Ángeles, pero que suele viajar a Nueva York y coger taxis, comenta: “Realmente, no me importa si conduce una mujer o un hombre. Lo que me interesa es que me lleve rápidamente al lugar que quiero ir”.

Otra joven, Leah, valora muy positivamente la iniciativa: “Creo que es una gran idea y las mujeres se sentirán más seguras. A veces me he encontrado yo misma en situaciones en que he cogido un taxi de noche y he pensado si estaba segura porque oyes tantas historias… Lo voy a recomendar a mis amigas”.

Este servicio recién estrenado en Nueva York no es el único en el mundo. Se considera como pionera la empresa Pinks Ladies, creada en 2005 y que opera en Londres y Bradford (Reino Unido). Otras iniciativas de este tipo se encuentran en Kualu Lumpur (Malasia), que cuenta con fondos públicos; o las que se ofrecen en Teherán (Irán), Abu Dabi (Emiratos Árabes) y Dubai.

La proliferación de estos proyectos de tipo social hizo que, en 2013, la joven de Mongolia Nomin Dari creara la web womenstaxi.org. Su misión: reunir todas las compañías de taxis que hay en el mundo con la idea de que acaben uniéndose en una alianza. Este año, Nomin Dari tiene previsto también abrir una sucursal en la capital de su país, Ulan Bator.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: