Los misóginos: tan cerca y tan imperceptibles

“Este hombre necesita de las mujeres para poder odiarlas, para desatar su furia interna y su rechazo. En el fondo lo que piensa es: te necesito porque te odio. Dra Ligia del Toro*

Ciencia unam,mex

Ciencia unam,mex

Diva Criado. Londres 06.02.015. LaIndependent.cat. Actualizado La Otra Opinión. La primera vez que escuché hablar de la misoginia fue hace algunos años cuando leí  sobre los antiguos griegos. El texto exponía las razones históricas, políticas y psicológicas que eran la base de su hostilidad a las mujeres  favoreciendo  su exclusión social. Ellos presumieron de una época radicalmente desigual, mientras los hombres gozaban de una situación privilegiada, las mujeres eran consideradas  una raza imperfecta. Así lo demuestran teorías de filósofos como Aristóteles, que afirmaba que las mujeres eran biológicamente inferiores; o  Platón que las consideraba una degeneración del ser humano.

La segunda, cuando una amiga que concluía un trabajo sobre violencia intrafamiliar me pidió colaboración en la introducción, el texto abordaba la misoginia como una forma de violencia de género.

Indagando sobre el tema, encontré  que las mujeres  hemos tropezado  alguna vez con uno de ellos, muchas veces los hemos tenido tan cerca que resultan casi  imperceptibles,  y descubrirlos una tarea difícil que puede tardar años. De tal forma que a lo largo de nuestra vida hallamos hombres encantadores, atractivos, afectuosos y románticos, y terminamos enamorándonos de ellos casi tan pronto como los conocemos. Sin embargo, no tardan en develar el odio que sienten a las mujeres, pasan de mostrarse encantadores y amorosos, a  irritables, atemorizantes y violentos

Lo curioso es que el misógino en su conducta social y en el trato con otras personas, especialmente con sus amistades, es esmerado, cuidadoso y fascinante, pero con  su pareja es insultante, cruel y crítico, lo que resulta demoledor desde el punto de vista emocional y psicológico; no obstante lo anterior,  a  pesar de  mostrarse  insensible ante el dolor que causa a su pareja, compara a su mujer con un ideal ambiguo que es como él quisiera que fuese.

Disertando sobre la conducta del misógino con la Doctora Ligia del Toro, médica psiquiatra de la Universidad Javeriana, especialista en terapia de pareja y de familia,  la conclusión es  que este hombre necesita de las mujeres para poder odiarlas, para desatar su furia interna y su rechazo. En el fondo lo que piensa es: “te necesito porque te odio”.  La Doctora del Toro,  habla de su experiencia,  y de la forma cómo aborda el tema en  su consulta:

 ¿Cuál es la causa del comportamiento de un misógino?
L del T: Los hombres con estos comportamientos misóginos de maltrato, de odio a las mujeres, usualmente tienen historias similares,  una madre hostil, difícil, o una madre que les abandono en su infancia, o enferma por depresión, por enfermedad mental, por alguna adicción, por una personalidad menoscabada, una esquizoide, o pasiva dependiente, las madres  pueden tener en su haber  multiplicidad de formas de ser y de razones para actuar así.  Usualmente los padres colaboran en la formación del misógino, es el  caso de un padre riguroso y una madre víctima, el niño crece juzgando a su madre que ha sido sometida a tratamientos abusivos y a vejámenes por su marido, el menor piensa que es normal y  va almacenando en su inconsciente esa información;  al interior de esa familia la madre está afligida, triste y disminuida, no tiene autoridad para manifestar su angustia,  se vuelve invisible, depresiva y para sobrellevarlo comienza a ingerir alcohol, a drogarse o auto medicarse, asume un comportamiento destructor que termina afectándola moral y físicamente, en muchos casos llevándola a la muerte. El niño que no entiende lo que pasa, siente rencor por el comportamiento de la madre, no lo justifica, y va convirtiendo esa animadversión en un profundo resentimiento hacía las mujeres con las que se relaciona a lo largo de su vida

¿Qué  busca el misógino en una relación?
L del T. El misógino inconscientemente en sus  relaciones  lo que  busca  es la figura de la madre, él introyecta esa figura,  y busca afuera  una mujer externa  con esas características, y si la madre fue maltratadora o abandónica  repite ese modelo, pero lo hace con rabia, con resentimiento,  con dolor, con un vínculo que ya está enfermo,  cuando la encuentra, esas dos personas que conforman esta pareja usualmente vienen de carencias afectivas o de afectos complejos. Este tipo de vínculos generan mucho sufrimiento,  la gente  busca al terapeuta para calmar el malestar, la angustia y la tristeza. Fundamentalmente el sufrimiento en ese tipo de vínculo genera mucho dolor a quienes están involucrados, esas relaciones son enfermizas,  y tarde o temprano termina afectando la salud de quien padece el maltrato

¿Esta clase de vínculo las  disminuye hasta afectarlas psicológicamente?
L del T: Sí, estas mujeres están muy empobrecidas, es lo usual, lógicamente hay algunas que lo son menos, tienen otras fortalezas, algunas son muy exitosas,  pero en el vínculo están empobrecidas, están ocupando una posición de desventaja con el hombre, él está  en una posición más elevada en este caso. Lo que uno trabaja aparte de mostrar la dinámica a través de la historia del otro,  es ayudar a la mujer a fortalecerse, y cuando esta mujer esta fortalecida se va a generar la ruptura, comienza a construir una nueva vida. Por supuesto hay distintas clases de personas en el mundo,  y  muchos niveles psico-sociales del comportamiento humano, intelectuales y psíquicos.  Hay gente con más riqueza psíquica que otras, el abordaje se hace a cada individuo en particular que es única, cada persona requiere de una psicoterapia distinta si viene sola, pero  si viene  con la pareja,  el tratamiento es diferente

¿Cómo es el perfil de un misógino?
L del T: Pueden haber varios tipos de hombres con conductas misóginas,  y con  diferentes patologías, he tenido en mi consulta  muchos,  soy psiquiatra,  por eso me llegan las patologías, estuve en un grupo con 12 psicólogos, 3 psicoanalistas y varios psiquiatras,  llegamos a la conclusión que a los psiquiatras nos llegan más personas con  patologías,  me ha llegado gente que no tiene patologías, incluso hay hombres misóginos que son sociópatas, o misóginos que no tienen patologías, aunque en muchos casos estas características van de la mano, el  sociópata puede ser una persona deshonesta, como la desconsideración a su pareja,  disfrutan haciéndole daño, incluso sin ser conscientes, el sociópata  usualmente no tiene madre, o ha tenido una madre que por alguna razón no ha estado, o ha sido maltratadora y ha tenido una infancia infeliz. Tuve en mi consulta una  pareja a quien le estuve haciendo terapias por casi dos años, él un misógino complejo sociópata, su madre había muerto cuando él era  muy pequeño, su pareja una mujer insegura, con una personalidad empobrecida,  de una familia  adinerada y numerosa, él se aprovecho  de su condición e incita a su pareja a que demande la herencia,  la empequeñece a tal punto que termina siendo el albacea de todos sus bienes, y dejándola prácticamente en la calle, aunque debo aclarar que no todos los misóginos son sociópatas y no necesariamente  llegan a tener patologías, este sí  las tenía todas

¿Cómo define una  patología?
Las Patologías son  enfermedades con trastorno en la personalidad, en la forma de ser, gente inadecuada,   con enfermedades mentales, enfermedades del afecto, o la perversión sexual, el perverso es una persona enferma desde el punto de vista sexual.  A los psiquiatras nos llegan muchas personas enfermas,  en su forma de ser, en su afecto, o que tienen una enfermedad mental, también nos llega gente sana,  por supuesto

¿Cuál ha sido su experiencia con parejas donde hay un misógino?
L del T: He recibido en mi consulta a  mujeres que han tenido relaciones con hombres con estas características, mi práctica en el tema es bastante amplio, usualmente los misóginos encuentran mujeres que  sufren de muchas carencias y simultáneamente  también han sido víctimas de maltrato, tienen muy baja autoestima, han tenido historias de abandono o desamor por distintas razones, han sufrido la ausencia de la madre o  del padre. Estas mujeres con estas carencias  necesitan amar,  y buscan  a alguien con la opción de llenar ese vacío en su aparato psíquico, se encuentran con personas  para las que el maltrato es una forma de vinculo que llega de una manera similar al amor que recibió, es como si el amor estuviese unido al maltrato, ese es el amor que busca y encuentra hombres con estas particulares tipologías

¿Cómo descubrirlos?
L del T: Identificarlos es una tarea difícil pero no imposible, las mujeres deben analizar el comportamiento del hombre cuando comienzan una relación en cualquier etapa de su vida, hay que conocerse bastante y poder pensar al otro, mirar cómo le ha ido a él  con su madre, en sus relaciones con otras mujeres, cada persona da y se vincula con el otro con lo que tiene adentro y con lo que  ha vivido. Si conoces a alguien que te encanta, presta atención a cómo ha sido su vida, su entorno, conoce a su familia,  si observas  que trata muy mal a su madre, a sus hermanas,  que sus relaciones familiares son muy conflictivas,  o que le ha ido muy mal con las mujeres con las que ha tenido un vinculo  y continuamente habla de sus relaciones anteriores alegando que las ha dejado porque eran insoportables, que no lo entendían y la víctima siempre es él, hay que desconfiar, hay que salir corriendo. El problema es que una mujer enamorada,  encantada con la nueva relación,  comienza a disculparlo, busca excusas para no dejarlo, en consulta observo que mis pacientes, justifican el mal comportamiento de su pareja con frases como estas:   “ Cuando está muy estresado se pone nervioso y me maltrata; no le puedo llevar la contraria porque se pone furioso y me pega;  lleva cuatro divorcios a sus espaldas, pero conmigo será diferente;   habla pestes de su ex mujer, pero era que ella no lo  entendía”.

¿Hay mujeres misóginas…ha llegado a su consulta alguna?
Si, aunque no he recibido  tantas,  yo diría que  la misoginia  es más de la naturaleza masculina, el misógino es el  que desprecia  la figura de la mujer  por lo que ella representa,  se  ubica en un lugar particular, hay que diferenciar el ser misógino del homosexual que  odia a la persona del otro género, entonces la mujer misógina no es posible, tendría que ser una mujer que desprecie o deteste a los hombres, lo he visto en mujeres homosexuales con un desprecio particular por la figura masculina, pero eso no se llamaría misoginia, sino androfobia, es diferente.

¿Los misóginos son  homosexuales?
L del T: Yo diría que sí,  que muchos misóginos que no han tenido mamá o papá, o si lo han tenido han estado ausentes, o por alguna razón han tenido un vínculo difícil, y esa ausencia no le da claridad en su virilidad, hace que tenga muchos núcleos femeninos con tendencias homosexuales, es una especie de paranoide. Es frecuente en hombres promiscuos, que buscan en cada relación afirmar su sexualidad, en el fondo  lo que son es homosexuales,  he visto en mi consulta muchos misóginos que tienen este problema,  sufren mucho y por principios familiares,  culturales, de raza,  o por miedo a ser señalados por la sociedad,  sienten temor a sacar del “closets” su homosexualidad, se enfrascan en relaciones de maltrato a la mujer, lo que  es el motivo de consulta, aunque  también hay que decir,  que no siempre  el misógino es  un homosexual, se encuentran muchas patologías,  como mencionaba antes. También hay misóginos machistas, pero no todos los hombres misóginos son machistas, ni todos los machistas son misóginos, aunque en muchos casos las dos cosas pueden confluir.

 ¿Se  rehabilitan los misóginos?
L del T: Yo lo que siento es que los misóginos necesitan mucha psicoterapia, hay distintas orientaciones, pienso que les iría bien la terapia psicoanalítica, porque usualmente son problemas que tienen que ver en su mundo interno con los vínculos,  con las figuras primarias que son sus padres,  y eso se trabaja muy bien en la teoría psicoanalítica, habría que hacer una psicoterapia muy organizada,  y seguramente en muchas de estas personas se verían buenos resultados,  obviamente habrá otras en las  que no, no es algo que siempre dé un mismo resultado, porque las causas y las personas son todas distintas.

¿Quiénes consultan más?
L del T. Las mujeres consultan más, ellas saben que la persona con la que están no es la pareja ideal, la que le conviene, sufren mucho, lo saben en la conciencia,  lo saben en la razón, ese vínculo produce más sufrimiento que bienestar,  pero en su mundo psíquico y en su vínculo con el otro, es imposible  romperlo, quieren y no pueden,  y a la vez también quieren estar  en el vínculo,  hay una ambivalencia, buscan ayuda profesional porque están sufriendo.  Lo que yo hago en la consulta  como terapeuta es mostrar un poco esa dinámica a través de la historia del otro, y ayudar a estas mujeres a fortalecerse

¿Cómo son las terapias de pareja?
L del T: He sido terapeuta de pareja durante muchos años y he visto, no en todos los casos, que sí  se logran alcanzar resultados exitosos,  recuerdo a casi todas/os mis pacientes, algunos casos bastante  curiosos, tengo  el caso  de una pareja, donde él era un maltratador, hostil, explosivo, con una sexualidad muy pobre, llevaban 27 años de casados, ella una mujer exitosa,  brillante, inteligente y activa, era mi paciente, yo le pedía que trajera  a su marido, siempre respondía: “él no cree en las terapias y no quiere venir porque usted es mujer”. Finalmente ella en un desamor total encuentra un amante, comienza a verse radiante y  él  más que darse cuenta que ella tenía otra persona, sentía  que la estaba perdiendo. Un día ella le pide  que se divorcien, el hombre se derrumba,  y es él quien me llama, yo no  lo conocía,  lo atendí como un paciente normal y al final de la consulta me dice: “yo soy el esposo de fulana,  quiero que nos haga terapia a los dos,  pero es usted quien debe ayudarme a que ella venga, no quiere hablarme”;  ella se rehúsa a venir a la consulta con él, al final accede y sorprendentemente comienzan las terapias,  allí  salen todos  los problemas de pareja desde que se casaron, ella cuenta que al segundo día de la luna de miel, el hombre le da una paliza que casi la mata. Desde allí comienzan los líos, en principio no daba cinco por esta pareja, les decía que lo mejor era que contemplaran la opción de separarse, que no era posible que se hicieran tanto daño, era una relación dañina,  compleja, pero ellos después de muchas sesiones logran superar sus traumas, aunque  siguen teniendo diferencias han disminuido las agresiones, en ese caso en particular han superado las diferencias, decidieron que querían seguir juntos, bajaron la hostilidad y van  haciendo los ajustes necesarios

¿Cuál es el principal motivo de conflicto en las parejas.
L d T: Con las parejas hay algunos puntos  claves que uno trabaja, el dinero, la sexualidad, el vínculo, la afectividad, que en las terapias hay que trabajarlos todos. En la medida en que se comienzan a encontrar los  ajustes que toda pareja requiere,  y que las parejas vayan encontrando esos ajustes, como la vinculación con los hijos, la expresión del afecto, en la pareja se puede bajar la hostilidad, los hombres depresivos son más violentos

¿Qué consejo daría a las mujeres antes de establecer un vínculo afectivo?
 Bellísima la pregunta, aunque muy difícil de responder (risas), yo he sido una apasionada defensora de la salud mental, creo que todas las personas deberían visitar con más frecuencia al psiquiatra. Referente a la pregunta diré que he trabajado en terapias con grupos de mujeres víctimas de maltrato que he llamado en edad fértil, las invito a hacer  un trabajo consigo mismas, preguntarse  quiénes son, qué sienten, qué piensan, de dónde vienen,  qué les gusta, qué debilidades tienen, cómo es su mundo interno, cuáles son  sus necesidades, piénsense cómo ha sido su vida, qué es lo que quieren, cómo fue la vida de sus padres, la de sus tíos, la de su familia y cuando conozcan a alguien lo conozcan como pudiendo verla más allá del gusto que sienten cuando la conocen, del encanto que le produce la atracción del otro, poder mirarlo más allá. Les digo que indaguen cómo le ha ido a él en la vida con sus relaciones,  con tu entorno familiar cercano. El hombre que descalifica a las mujeres con las que ha tenido un vínculo siempre tiene un problema,  es mejor dejarlo ir, alguien que te habla mal de los vínculos que ha tenido con las personas importantes en su vida, también lo hará de ti. El consejo que daría es que antes de inmiscuirse en una relación, llenen su vida primero, piensen en lo que quieren, trabajen, estudien, conózcanse a sí mismas, sean felices. Otra persona no les construye la vida, la felicidad no está fuera, está en uno mismo, el otro no te lo trae, soy yo la que lo llevo a través del vínculo que hago con el otro, eso es lo que hacemos a través de las terapias de grupo, por eso hay que trabajar mucho con los niños, con los jóvenes, con las mujeres, con los hombres, hay que enseñarles a quererse a sí mismas, ayudarlas a crecer mentalmente, en su educación, en su autoestima.

*Dra Ligia del Toro, médica psiquiatra de la Universidad Javeriana, terapeuta de grupo, docente de residentes de último año de medicina de  la Universidad del Rosario, terapista vincular, de pareja y de familia con una visión analítica,  gerente de calidad y calificadora del premio de la Calidad en salud en Colombia. 
Anuncios

, , , ,

  1. #1 por sabiá el febrero 17, 2015 - 9:19 pm

    Me parece interesante la experiencia de esta profesional, que ayuda a los pacientes a analizar los problemas de la infancia, el rol de los padres etc, logrando en muchos casos que los y las pacientes puedan revisar y modificar sus patrones. Por supuesto debe haber la disposición a hacerlo.

    • #2 por Claude el febrero 9, 2017 - 7:23 am

      Buen artículo y entrevista, aunque difiero en un punto, en que “casi no hay mujeres misoginas”. Hay que ser honesto, las mujeres también tiene una misoginia muy marcada, siempre escucho comentarios de mujeres diciendo como “me Llevo mejor con los hombres que con las mujeres”, ellas también sienten un rechazo por su mismo sexo femenino, son muy falsas entre ellas no se soportan, seamos claros la misoginia también la tiene la misma mujer y la tiene muy marcada. Es una lástima que solamente se enfoquen a la misoginia en las relaciones de pareja, Cómo de que sólo el verdugo de la mujer es el hombre y no defiendo que haya hombres misóginos, son terribles. pero la misma mujer también es una es un Verdugo de sí misma, siente también un odio a sus homólogos femeninos.

  2. #3 por Paty el octubre 18, 2016 - 4:33 am

    Me dejas sin palabras!!! Deberías de ser reunir a todas las mujeres…… y explicarnos con “palitos” por qué somos por naturaleza más inteligentes que ellos; y nos tratan como nos “ven” “delicadas” y l a veces a no nos damos cuenta que somos mucho más fuertes. No soy psicóloga pero soy mujer y yo si me conozco! Y reconozco a las de mi “manada”

  3. #4 por Josselyn el septiembre 28, 2017 - 8:21 pm

    Excelente articulo. Estoy atravesando muchos problemas de pareja con un hombre que considero machista y misogeno. Estoy tratando de ser fuerte para no buscarlo más y dejarlo pero me es muy difícil porque considero que sabe jugar con mi mente.
    Este hombre me da mucho maltrato verbal y físico. A la vez no me justifico. Tampoco soy un ángel pero considero que por el bien de los dos no podemos estar juntos. El me dice que sin el no seré nada y que me voy a arrepentir cuando peleamos asi como que a la vuelta de la esquina se va a encontrar a una nueva pareja pero tratare de que eso no me afecte para poder reestablecer mi vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: