Las mujeres en Irán, condenadas a ser “máquinas de procrear”

Amnistía Internacional alerta en un informe de dos proyectos de ley pendientes de aprobación en Irán que limitan los derechos sexuales, reproductivos y laborales de las mujeres.

Portada del informe de Amnistía Internacional 'Procrearás: ataques contra los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en Irán'

Portada del informe de Amnistía Internacional ‘Procrearás: ataques contra los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en Irán’

Ana Flotats, Madrid 11.03.2015. Publico.es.- Las mujeres de Irán serán un poco menos libres si se aprueban definitivamente dos leyes que las despojan de derechos fundamentales y consolidan prácticas machistas y discriminatorias. Bloquear el acceso a la información sobre métodos anticonceptivos, prohibir la esterilización voluntaria, eliminar programas de planificación familiar y alentar a las empresas a no contratar mujeres solteras son algunas de las medidas que denuncia el informe de Amnistía Internacional(AIProcrearás: ataques contra los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en Irán.  

La primera amenaza —y la más inmediata porque el proyecto de ley ya está aprobado y sólo puede recrudecerse en la fase de enmiendas— es una norma para aumentar las tasas de fecundidad y prevenir la disminución de población. Actualmente, Irán tiene 70 millones de habitantes y su Gobierno pretende alcanzar en los próximos años los 200 millones. “En aras de lograr sus aspiraciones geopolíticas, las autoridades iraníes están sacrificando los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres”, explica a Público el portavoz del trabajo sobre Irán de Amnistía Internacional España, Reinhard Lamsfuss.

Este proyecto de ley, aprobado en el Parlamento por mayoría en agosto de 2014 y que está siendo sometido a las enmiendas recomendadas por el Consejo de Guardianes, bloquea el acceso a los preservativos —que antes se dispensaban en consultas médicas urbanas y en casas de salud rurales— y castiga toda información —incluso periodística— sobre métodos anticonceptivos. Este veto, junto a la eliminación de la financiación estatal del programa de planificación familiar de Irán, “expone a las mujeres a riesgos graves para la salud porque se pueden ver obligadas a someterse a abortos peligrosos y clandestinos”, advierte en un comunicado la directora adjunta del programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de AI, Hassiba Hadj.

De hecho, la ley que prepara el Parlamento iraní sólo permite elaborto en caso de riesgo para la salud física de la madre, pero “el Consejo de de Guardianes pretende eliminar este supuesto en las enmiendas”, explica Lamsfuss. Hadj alerta también de que la nueva ley provocará “un aumento de las enfermedades infecciosas de transmisión sexual como el VIH”.

El segundo proyecto de ley que amenaza la libertad de las mujeres, y especialmente la de las solteras, ordena a las entidades públicas y privadas a dar prioridad, por este orden, a los hombres con hijos, a los hombres casados con hijos y a las mujeres casadas con hijos. Este veto al acceso al mercado laboral, señala Lamsfuss, condena a las mujeres al hogar y exalta aún más los estereotipos machistas.

Esta ley, que se empezará a tramitar en el Parlamento el próximo 5 de abril, dificulta más el divorcio —para lograrlo, a diferencia de los hombres, las mujeres tienen que demostrar que padecen “sufrimientos insoportables”— y fomenta un clima favorable a la violencia de género. “Estas medidas desalientan la intervención policial, obstaculizan la persecución al maltrato y propician unaatmósfera de impunidad que hace que las mujeres no se sientan seguras en la calle y acaben recluidas en casa”, denuncia Lamsfuss.

El Gobierno, señala AI, ya está exhortando a los jueces a dictar sentencias “de acuerdo a los valores de la justicia islámica”, relata Lamsfuss. Amnistía remarca que este proyecto de ley incentivaría a los jueves que resolvieran en contra del divorcio ofreciéndoles primas basadas en el número de casos que terminen enreconciliación conyugal. “Incluso si las mujeres son víctimas de violencia machista”, añade Lamsfuss. En Irán la violación dentro del matrimonio y la violencia en el ámbito familiar no están reconocidas como delitos.

AI denuncia que, con estos dos proyectos de ley, las autoridades iraníes “tratan de frenar los avances de las mujeres e intentan confinarlas a las funciones de madre y esposa”. Además de fomentar un clima en el que las mujeres se sienten “inseguras y abandonadas por las instituciones”, sigue Lamsfuss, el Gobierno iraní “está fomentando una cultura peligrosa en la que las mujeres son consideradas máquinas de procrear en lugar de seres humanos”.

Anuncios

,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: