La agenda Mujeres, Paz y Seguridad: del compromiso a la implementación (R.1325)

Por: Arnau Florez. ACCD / La Independent.cat. Barcelona 05.11.2015En el decimoquinto aniversario de la Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, los días 28, 29 y 30 de octubre se ha celebrado en Nueva York un foro internacional, organizado por una gran variedad de organizaciones de la sociedad civil, a fin de estudiar cómo se está implementando la agenda de Mujeres, Paz y Seguridad en todo el mundo, y analizar los mecanismos necesarios para acelerar el cambio.

El evento, llamado Foro de la Paz, recoge la visión crítica de los movimientos sociales feministas, que piden al sistema de Naciones Unidas que se comprometa con los contenidos de las sucesivas Resoluciones que, desde el año 2000, se han ido aprobando sin llegar a desencadenar una auténtica transformación hacia el pleno reconocimiento de la capacidad de las mujeres para contribuir a la construcción de la paz global.

En octubre de 2000, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó la Resolución 1325, un hito histórico que por primera vez concretaba la Agenda Internacional sobre Mujeres, Paz y Seguridad. Quince años después, la ONU ha puesto en marcha un proceso de revisión de los avances introducidos desde la aprobación de la 1325 y las siete resoluciones posteriores que la complementaban y ampliaban.

Entre los movimientos de la sociedad civil implicados en este proceso de revisión se encuentran organizaciones tan destacadas como la Global Network of Women Peacebuilders (GNWP),Women ‘s International League for Peace and Freedom (WILPF), o el International Peace Bureau (IPB ), de la que forman parte algunas entidades catalanas como la Escuela de Cultura de Paz, Justicia y Paz y la Fundación para la Paz, entre otros.

Estos actores, reunidos en el Fòrum de la Pau, hacen una valoración crítica de los quince años de recorrido de la Resolución 1325. A pesar de admitir los avances producidos como son el reconocimiento, por parte del Tribunal Penal Internacional, de la violencia sexual como crimen de guerra, o la inclusión de mujeres en las negociaciones de paz de Filipinas y Colombia, la realidad es que queda un largo camino por recorrer para que la participación de las mujeres en procesos de construcción de paz sea sistemática. Además, las mujeres siguen teniendo una protección insuficiente ante situaciones de conflicto y violencia.

Algunas de las medidas de batidas en el Foro de la Paz pasan por exigir a las Naciones Unidas ya los gobiernos estatales un compromiso firme con una financiación que permita la implementación de las resoluciones. Asimismo, las organizaciones de la sociedad civil piden que se huya de la militarización como solución de los conflictos, y se ponga un mayor énfasis en su prevención.

Por último, hay que priorizar la participación de las mujeres en todos los niveles y ámbitos de la construcción de paz, y en las situaciones de post-conflicto se hacen necesarios planes de seguridad exhaustivos que incluyan la protección de mujeres y niñas.

Dando voz a las mujeres

Precisamente porque ya existen los instrumentos legales para hacer posible estas medidas, la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo (ACCD) ha impulsado una campaña para dar a conocer la Resolución 1325, la más importante en el establecimiento de la agenda internacional sobre Mujeres, Paz y Seguridad. #DONAVEU1325 un sitio web informativo para poner en valor el rol de las mujeres en los conflictos armados y concienciar del impacto que las guerras generan en las mujeres, las niñas y los niños.

La plataforma incluye testimonios de cuatro mujeres defensoras de derechos humanos con experiencia en conflictos armados y procesos de construcción de paz: Bakira Hasecic, de Bosnia y Herzegovina; Caddy Adzuba, de la República Democrática del Congo; Luz Méndez Gutiérrez, de Guatemala; y María Eugenia Cruz, de Colombia.

Además, la etiqueta #DONAVEU1325 ha tenido un impacto significativo en las redes sociales, donde cientos de personas han compartido los contenidos y se han hecho una fotografía con la imagen de la campaña, con más de 900 tuits y más de 1.100 me gusta en Facebook y en Instagram

Esta campaña se enmarca en el Plan director de cooperación al desarrollo 2015-2018, aprobado en abril y el que sitúa los derechos humanos de las mujeres en el centro de toda la política pública de cooperación hecha en Cataluña. En concreto, el Plan director emplaza al Gobierno a trabajar para la implementación de la 1325 en la defensa del derecho a la paz y el derecho a una vida libre de violencias.

 

 

 

 

 

 

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: