USA ¿El voto femenino inclina la balanza a favor de Hillary Clinton?

Según los últimos sondeos en las  encuestas de seguimiento, las tendencias  publicadas  el pasado domingo por The Washington Post, the Wall Street Journal y de Real Clear Politics,  muestran una ventaja cada vez más amplia a favor  de Clinton,  el país parece dividido en función de preferencias del voto femenino.

Lo cierto es que, la feminocracia ha alcanzado su máxima expresión, con un margen de  resultado entre los dos candidatos, de 5 y 11 por ciento. En los estados disputados por los dos partidos, gana terreno Hillary Clinton con una ventaja de 5.5%, sobre Trump. Las encuestas también revelan que el 67% de  los americanos cree que la candidata Demócrata gestionaría mejor los asuntos que afectan a las mujeres, mientras que el 70% piensa  que Trump  no siente  respeto por ellas

La campaña electoral de Estados Unidos, dio  un giro en favor de Clinton, luego que se diera a conocer la semana pasada un vídeo del 2005, en el que Trump hace  comentarios displicentes y machistas sobre las mujeres al  presentador de televisión Billy Bush, en el programa US TV Show Access Hollywood.   En él, se escuchan  claramente los comentarios sexistas del candidato,  cuando afirma que le gusta “grab women by the pussy” y,  que puede salirse con la suya debido a su celebridad.

Estas ilustraciones  libidinosas, impropias de un aspirante a la Presidencia,  han dado pie a que  la candidatura del Republicano se vea afectada y  haya perdido el apoyo incluso de la base de fieles republicanos, después que muchas mujeres, salieran a denunciar públicamente que habían sido  acosadas sexualmente por Trump  sin su consentimiento, y de haberlas denigrado, incluso en su aspecto físico.

Adicionalmente ha sido decisiva la influencia que sobre las mujeres, ha ejercido  Michelle Obama, que goza de respeto y popularidad en su país y  dado el contenido enérgico de los discursos que ha pronunciado, tras conocerse las declaraciones de Donald Trump  

La primera dama de Estados Unidos, en un inusual discurso que parecía trascender filiaciones partidistas, pronunciado el jueves pasado, ante un centenar de personas reunidas para escucharla en Manchester, New Hampshire,  deploró que el candidato Republicano se haya jactado de agredir sexualmente a las mujeres. En el  discurso,  invito a las mujeres, demócratas, republicanas y a las que no creen en la política,  a decidir sobre los resultados de estas elecciones en favor de la candidatura de Hillary Clinton. Sobre el tema, dijo: “Los comentarios vergonzosos acerca de nuestro cuerpo, el irrespeto a nuestras ambiciones y nuestro intelecto, la creencia de que le puedes hacer cualquier cosa a una mujer, es cruel, eso asusta y la verdad es que hiere”.

Por su parte, el voto de los latinos también es decisivo, los  inmigrantes son más anti-Trump y  más pro-Clinton. Según el Centro de Investigación con tendencias de opinión, Pew Research Center, la población latina en Estados Unidos, supera los 55,2 millones de personas, la mayoría mujeres, que, aunque no es un grupo homogéneo, las diferencias internas de la comunidad tienen un impacto sobre su comportamiento político, lo que resulta elemental, para cualquier conocedor de los países latinoamericanos

Así las cosas, la comunidad latina,  se ha visto agredida por los comentarios racistas y xenófobas  del candidato Trump. Lo que ha generado un efecto multiplicador en su contra. Al inicio de su campaña, en un discurso provocador, prometió construir un muro fronterizo,  obligando al gobierno mexicano a pagar, para separar a los Estados Unidos de México.

El candidato, no para de insultos, en un debate más reciente, ha dicho que devolverá a su país a los inmigrantes indocumentados así sea a la fuerza y acto seguido comentó, que hará grande a Estados Unidos, para los latinos hispanos, cuyas vidas son “un absoluto desastre”.

Por su parte, las palabras de su mujer Melania Trump, tampoco lo han ayudado mucho.  Este lunes en  una entrevista que le hiciera la cadena de televisión  CNN, al preguntársele sobre los comentarios de su marido,  dijo con una sonrisa: “A veces me dicen que tengo dos niños en casa. Tengo un hijo y un  marido, pero es así cómo hablan  algunos hombres y, es  así  como lo vi”. Dijo también, que su marido, era un caballero y que  había sido “incitado” por el presentador de televisión a decir cosas “malas y  sucias”.

Hillary  tampoco se ha salvado de las críticas de Trump. En el debate televisivo del pasado 10 de octubre, en los que se vivieron momentos muy tensos,  amenazó con  nombrar un fiscal especial y mandarla a la cárcel por haber utilizado sus correos personales para cuestiones confidenciales, con bajo nivel de seguridad, cuando era Secretaria de Estado.  Los ataques del candidato Republicano y  Las  constantes descalificaciones a   la candidata del partido Demócrata  han hecho más que darle una ventaja en las encuestas  y acelerar el favoritismo  a la presidencia de estados unidos.

En este orden de ideas, la balanza se inclina a favor de la candidata Demócrata y,  “es posible que las mujeres estén derrotando a Donald Trump”, tal como lo ha dicho el creador del modelo estadístico de campañas electorales en Estados Unidos,  Nate Silver.  Lo cierto,  es que, en todo el mundo, la movilización femenina por la igualdad está más activa que nunca, y comienza a dar sus frutos.

La carrera de Hillary y el intrincado camino a la casa Blanca

Desde que Hillary Clinton, ex secretaria de Estado,  fuera nominada oficialmente por el partido socialdemócrata  el pasado 26 de junio, en una controversial  Convención Nacional Demócrata,  marcada por el escándalo de los correos de dirigentes del partido que fueron filtrados por WikiLeaks,  de la Candidata se han dicho muchas  cosas, los ataques a su vida pública, Erdogan la llamo Inepta Política, por su idea de armar a las milicias kurdas en Siria,  así como de su vida privada por los escándalos de su marido,  la han puesto en la palestra pública.

Para llegar a la presidencia de Estados Unidos, es necesario recorrer un complicado y  largo camino en el que los aspirantes deben buscar primero el apoyo de su partido, estado por estado. Pero este camino es más complicado si es una mujer, Hillary Clinton, ha recibido críticas por su aspecto, porque habla duro y chilla mucho, porque se ríe duro,  y hasta porque tiene la culpa de que su marido le haya puesto los cachos

Sin embargo, durante su ya larga carrera, Hillary Clinton, no ha dejado indiferente a nadie, su enorme poder político y mediático, ha provocado grandes pasiones, tiene tantos detractores como defensores, pero es indudable que tiene talento y una enorme capacidad intelectual, tan significativa, que es un referente para las generaciones de mujeres actuales y futuras

El intrincado sistema electoral estadounidense adopta  sufragios directos e indirectos, que incluyen,  los llamados  “caucus” (asambleas partidarias cerradas), restringida solo a los miembros certificados de cada partido; las elecciones primarias son  de carácter abierto,  es decir, los candidatos de ambos partidos  (Demócrata y Republicano) someten a los candidatos delegados al escrutinio popular y el ganador suma a su cuenta la mayor cantidad de delegados

Estos delegados los asigna cada partido, según el censo poblacional y la división de los distritos, los candidatos, se someten a escrutinios en los 50 estados de la Unión,  para ganar delegados del Colegio Electoral. Cada estado,  tiene asignado un número determinado de votos electorales

Quién obtiene 270 o más es presidente o presidenta.  De las convenciones de  Junio tras terminar el proceso del caucus y primarias, salieron elegidos los dos candidatos presidenciales  del partido Demócrata y del Republicano, los dos partidos más importantes.

Para las elecciones presidenciales el 8 de noviembre, también hubo otros candidatos, 12 aspirantes para ser exactos, postulados por otros partidos menores que se retiraron de la contienda electoral, unos por falta de apoyo financiero y otros,  por no tener posibilidades

Llama la atención los currículos de los dos  candidatos a la Presidencia de Estados Unidos por lo  disímiles, la  Demócrata Hillary Clinton es abogada, ex­-secretaria de Estado, ex-senadora por el estado de Nueva York, y ex-primera dama; El Republicano Donald Trump, es empresario multimillonario y estrella de televisión.

*Diva Criado: Abogada, Máster en Gobierno y Gestión Pública, Diplomada en Procesos Eelectorales
Anuncios

, , , , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: