Notas Internacionales

Imagen de perfiles raciales


Davos ¿Última edición?

sinpermiso*Martine Orange: Los ausentes quizás serán más importantes que los presentes en esta cumbre de Davos. Por primera vez desde su creación en 1971, ninguna delegación de las autoridades norteamericanas estará allí. El presidente chino ha anulado su venida, como también la primera ministra británica a causa del Brexit, o Emmanuel Macron por los “chalecos amarillos”. Tantas señales de que algo se ha roto, acaso irremediablemente, en el relato de la mundialización feliz.

Pese a su hermoso intento para lucir bien, los dirigentes de los grandes grupos mundiales, los happy few de la mundialización que se encuentran cada año en Davos, no están menos inquietos. Algo parece haberse roto, quizás de manera irremediable: por vez primera desde los inicios de la cumbre en 1971, ninguna delegación norteamericana participará en los encuentros con las mayores fortunas en Davos, Después de haber anulado su desplazamiento a la cumbre suiza debido al” shutwown”, Donald Trump, en plena pelea con el Congreso norteamericano, ha exigido el viernes 18 de enero que Steven Mnuchin, secretario norteamericano del Tesoro, que anule también su viaje. Había negado antes a Nancy Pelosi, jefa de filas del partido demócrata en la Cámara de representantes, los medios del gobierno norteamericano para viajar.

Donald Trump no será el único ausente. La primera ministra británica, Theresa May, también ha anulado su desplazamiento a causa del Brexit. Emmanuel Macron, que había sido ovacionado en la cumbre del año pasado, también ha renunciado a ir, por los “chalecos amarillos”. El presidente chino Xi Jingping, otro gran héroe del año precedente por hacerse defensor del “librecambio”, frente al proteccionismo de Donald Trump, también ha juzgado inútil hacer el desplazamiento. Ha delegado en el vicepresidente Wang Qishan.

La presencia de la canciller alemana, Angela Merkel, al final de su reinado, o del presidente italiano, Guiseppe Conte, no va a cambiar nada en absoluto. La ausencia de numerosos dirigentes políticos importantes, los motivos para justificar su ausencia son otras señales que traducen las tensiones económicas, sociales y geopolíticas del mundo presente.

Aunque los poderosos de este mundo han rechazado verlo desde la crisis financiera de 2008, el final del consenso sobre la globalización y la financialización, el rechazo social que crece en todas partes contra el neoliberalismo; el desmoronamiento de la Pax americana, nacido de la caída del muro de Berlín, ahora se materializan bajo sus ojos, en todas partes. Los millones gastados por los miles de empresas donantes de la cumbre de Davos, se arriesgan a ser puras pérdidas: en esta ocasión ya no están en el centro de juego. Ya no habrá encuentros en la cumbre entre dirigentes políticos, acuerdos diplomáticos ni tampoco transacciones en que poder influir para defender sus intereses.

“Mejor harían en anular Davos”, prevenía Anand Giridharadas en una emisión de Bloomberg del jueves 17 de enero, invocando el Brexit, los chalecos amarillos y el shutdown de Trump. “Davos, es la reunión familiar de las personas que han roto el mundo”, explica el anterior redactor del New York Times, autor de The Winners Take All (Los vencedores se lo llevan todo), su última obra, publicada este verano, sobre los estragos del capitalismo neoliberal. En su entrevista, Anand Giridharadas señala en concreto las fechorías de las Gafam (grandes familias) -de Facebook a Amazon: “La historia de nuestro tiempo, es la de las personas que han adquirido un monopolio sobre el progreso, que han robado del futuro de las personas<…>La crisis financiera hubiera tenido que ser el tipo de acontecimiento que lo cambia todo. Pero no pasó eso hace diez años. El carnaval de las élites “cambiar el mundo” manifiesta el mismo engaño que ha provocado la crisis y asegurado la socialización de las pérdidas”.

De hecho, ahora más que nunca, los ganadores de la mundialización toman todo el dinero. En su último informe anual sobre las desigualdades, publicado antes de la cumbre de Davos, la ONG Oxfam alumbra de nuevo el grado extremo, sin precedentes históricos, de acumulación de riqueza en pocas manos. Ahora son 27 multimillonarios quienes totalizan un nivel de fortuna equivalente a la mitad de la población mundial más pobre. Se necesitaban 47 el año pasado, 92 en 2013 para alcanzar el mismo nivel de patrimonio. En un año, su fortuna ha crecido en 900 millardos de dólares, o sea, 2,2 millardos diarios. Al mismo tiempo, la mitad de la población más pobre ha visto caer sus ingresos un 11%.

La agencia Bloomberg llega a una conclusión similar: en diez años, los ricos son cada vez más ricos. La fortuna de los veinte primeros dirigentes norteamericanos presentes en Davos -ahí figuran sobre todo Bill Gates (Microsoft), Mark Zuckerberg (Facebook), George Soros, Jamie Dimon (JPMorgan Chase), Henry Kravis (KKR), etc. – ha aumentado en 175 millardos de dólares en diez años, mientras que “el ingreso medio de los hogares norteamericanos se estancaba”; señala sin embargo Bloomberg, poco proclive a tendencias izquierdistas.

Las causas de este crecimiento sin precedentes de las desigualdades y esta injusticia social se analizan desde hace tiempo por los economistas: el sistema neoliberal, defensor de una desregulación desenfrenada y una competencia social sin límites, apoyadas en la mundialización y la financialización a ultranza, han llevado a una deformación extraordinaria de la economía mundial en provecho de unos pocos.

Lejos de corregir esos excesos que están en el origen de la crisis financiera de 2008; al contrario, las ha reforzado: en nombre del salvamento de la economía mundial, las políticas monetarias acomodaticias de los bancos centrales han sido captadas por la esfera financiera y han contribuido a acelerar aún más la acumulación de riqueza en pocas manos, acentuando el crecimiento de las desigualdades.

Monopolios mundiales

Durante mucho tiempo, los grupos mundiales han negado esta realidad presentando los beneficios compartidos para el conjunto de la población mundial, suponiendo que justifican esta situación. Por supuesto que el nivel medio de los ingresos de las familias occidentales se ha estancado desde hace años; claro que había destrucción de empleos, deslocalizaciones, perdedores de la mundialización. Pero al tiempo, el crecimiento de los países emergentes despegaba y poblaciones enteras, hasta entonces excluidas, comenzaban a ver crecer su nivel de vida. Ahí estaban los beneficios de una mundialización feliz y sin restricciones: este nuevo reparto más justo de la riqueza justificaba con creces alguno de los inconvenientes del sistema.

En retrospectiva, esos argumentos parecen efectos ópticos, digamos engañosos para los economistas. Si el nivel de ingresos ha crecido a escala mundial, se debe al despegue de China e India quienes, por el volumen de su población, falsean la representación de las estadísticas mundiales. Eliminadas éstas, las cifras resaltan otra cosa: un estancamiento, digamos, una caída de los ingresos medios familiares y una concentración anormal de la riqueza obtenida por los monopolios mundiales.

En setiembre. La Conferencia de Naciones Unidas para el comercio y el desarrollo (CNUCYD) redactó un informe explosivo sobre los efectos del librecambio. “En el seno del círculo estricto de las empresas exportadoras, solo el 1% entre ellas representa el 57% de las exportaciones en promedio en 2014”, señala el informe. El 5% de las empresas exportadoras de un país recogen en promedio, más del 80% de los ingresos, según sus cifras. “La capacidad de las empresas punteras de las redes mundiales de producción en obtener más valor añadido ha llevado a relaciones comerciales desiguales”, señala el secretario general de la CNUCYD.

Lo que se comprueba en los países emergentes también se encuentra en los países desarrollados: son una ínfima parte de los grandes grupos quienes obtienen lo esencial de la riqueza de un país, después de haber logrado con apoyo de los poderes públicos una situación de renta y monopolio. Francia que privilegia desde hace más de cuarenta años una política de campeones nacionales a quienes se han de conceder todas las facilidades y prebendas, constituye un ejemplo destacable, como muestra el último estudio de Attac sobre los beneficios del Cac 40.

Para esos grandes grupos, los diez años de estancamiento a partir de la crisis de 2008 han pasado inadvertidos. Entre 2010 y 2017, los beneficios acumulados por las empresas del Cac 40 han crecido un 9,3%; los dividendos pagados a los accionistas, un 44% según Attac. En idéntico período, teniendo acceso a todos los hilos de la “optimización fiscal” – tienen más de 2.500 filiales en paraísos fiscales – sus impuestos y tasas han bajado el 6,4% en valor absoluto y sus empleados han caído el 20%. Los directivos por supuesto han obtenido una “retribución justa” por su eficiencia: su remuneración no ha parado de crecer. “Los responsables del Caca 40 ganan en promedio 257 veces el SMI al año y 119 veces más que la media de remuneración de sus asalariados”, señala Atacó.

Estas cifras no aparecerán en la gran reunión de Versalles el 21 de enero donde 150 dirigentes de grandes grupos mundiales invitados por Emmanuel Macron están invitados antes de la cumbre de Davos. Pero estarán en todas las cabezas. Diga lo que diga la patronal, Francia es un país para ganarse muy bien la vida para los grandes grupos. Aunque se tilde a la fiscalidad de ser aplastante, los multimillonarios franceses representan el 5% de las grandes fortunas mundiales – más que Alemania – mientras que la población francesa solo supone el 1% de la población mundial. Parece pues que a Francia no le falta atractivo.

“La globalización ha producido ganadores y perdedores. Millones, cientos de millones de personas se han beneficiado de la globalización. Pero también ha creado perdedores. Actualmente, la noción de justicia social se hace más fuerte. En la época de las redes sociales no podemos permitirnos dejar personas atrás” sostiene Klaus Schwab, fundador y presidente de la cumbre de Davos. Según él, ahora importa que la economía mundial sea “más inclusiva”, más preocupada por los desfavorecidos, esté más atenta a los problemas climáticos.

Hace varios años que las organizaciones internacionales, comenzando por el FMI insisten en la necesidad de construir una economía más justa, más atenta en resolver las desigualdades. Hace tiempo también que los grandes grupos no paran de poner énfasis en sus compromisos a favor de la lucha contra el calentamiento climático, por la protección del entorno. Sin que ocurra nada.

La nueva cumbre de Davos deberá de nuevo ofrecer los mismos ritos. Nuevamente incidirá sobre la cuestión del clima, el entorno, la justicia social y mucho menos sobre el establecimiento de reglas, de reforma de las leyes antitrust para luchar contra los monopolios mundiales y los acaparamientos indebidos, como piden más y más economistas.

El ministro francés de economía, Bruno Le Naire, que ha de pasar allí tres días, tiene la oportunidad de llevar el diapasón. Ha previsto defender “su visión de un capitalismo europeo”, obligado “a luchar contra las desigualdades e inventar la fiscalidad del futuro”. Sin haber podido obtener de Europa una fiscalidad sobre las actividades de las Gafan, podrá desplegar el proyecto para gravar estos ingravables mundiales. La fórmula fiscal debería suponer entre 500 y 600 millones de Euros para el Estado, según el gobierno. Solo esta cifra muestra que es más una aparente transacción política con los grandes grupos, un gesto pedido por el Estado por motivos de interés mutuo, que por una fiscalidad justa. Y esto desde luego es lo que esperan los happy few de la mundialización; que, sobre todo, los Estados realicen los arreglos cosméticos que permiten dar el cambio frente a la opinión pública rebelada, sin cambiar nada.

Desde luego que tienen pocos deseos de cambiar el curso de las cosas que les benefician dado que el héroe de la cumbre de Davos será Jair Bolsonaro. Es el nuevo presidente brasileño de extrema derecha que se reserva el privilegio de inaugurar la cumbre el martes. Homófobo, ha decidido anular todas las leyes de protección del entorno, habiendo ya comprometido la lucha contra todos los derechos sociales, es desde luego todo lo que rechazan los representantes de Davos en su discurso oficial. Pero parece que no hay que detenerse en las apariencias., Dado que Jair Bolsonaro se ha rodeado de un tan buen ministro de Economía, Paulo Guedes, un puro producto de la escuela de Chicago. Una vuelta a los orígenes, para los adeptos de Davos.

Los discursos tranquilizadores, los compromisos calmantes para luchar mejor contra las desigualdades, las promesas respecto a la cuarta revolución industrial – la de la inteligencia artificial- corren el riesgo de no bastar para ocultar los desgarros del mundo; las tensiones geopolíticas crecientes; las amenazas cada vez más precisas de una recesión mundial o una nueva crisis financiera. Esta vez, con el peligro de que se lleve por completo al sistema. Y este temor aflora en la expresión de numerosos dirigentes, aún antes de su encuentro. ¿Y si esta cumbre de Davos fuese la última?

Fuente:
https://www.mediapart.fr/tools/print/787539
Traducción: Ramón Sánchez Tabarés
Temática: *Martine Orange Periodista especializada en economía, ha colaborado con Le Monde y Tribune antes de unirse al equipo de Mediapart. Su último libro es Rothschild une banque au pouvoir, Albin Michel, 2012.

Edición: Amada Santos

_____________________________________________________________

Porque ella lo valía: Rosa Luxemburg

rosa luxenburgo

Sinpermiso. Michael R. Krätke:  Hoy en día es casi una santa de la izquierda a escala mundial, pero en vida fue muy controvertida. Una mujer estudiosa, teórica, aguda, instruida, carismática, polémica, jocosa, atrevida, una judía bajita de origen polaco, emancipada, autodeterminada, un horror para muchos en la socialdemocracia alemana, donde, sin embargo, hizo carrera. Se hizo famosa como aquella descarada joven extranjera que había osado atacar con vehemencia a un veterano del marxismo como Eduard Bernstein. También arremetió contra el papa de la teoría marxista Karl Kautsky e incluso se permitió una brillante crítica de Marx. Tampoco tuvo miedo a criticar sin piedad a Lenin y la política de los bolcheviques en Rusia.

Ya desde su etapa de estudiante en la escuela, Rosa Luxemburg, nacida en 1871 en Zamość (Polonia oriental), quería cambiar el mundo. Para poder estudiar en la universidad, tuvo que emigrar y se fue a Zurich, cuya universidad aceptaba a  mujeres. Entre 1889 y 1897 vivió allí, estudió economía nacional —fue una de las primeras mujeres, en general— y se  doctoró con una tesis sobre el desarrollo industrial de Polonia (magna cum laude), lo que entonces todavía provocaba la indignación de algunos. Su tesis fue publicada, algo muy excepcional en la época. Y escandaloso. Pues Luxemburg argumentaba contra la independencia de Polonia. Decía que el desarrollo industrial había integrado demasiado a Polonia en la economía del imperio ruso y que una Polonia independiente no sería económicamente viable. Qué fuerte.

En 1906, Rosa Luxemburg tuvo la suerte de que August Bebel en persona, que apreciaba su aguda inteligencia y bendito rigor, la nombrara profesora de economía nacional en la flamante escuela de la SPD. Sus alumnos la querían y admiraban. En esta época se incubó La acumulación del capital (1913), el libro en que critica a Marx y, al tiempo, intenta profundizar en él. El capitalismo moderno, dice la idea fundamental, no puede existir como capitalismo “puro”, como sistema cerrado —en contra del supuesto de Marx—. Sin espacios no capitalistas, sin una conquista continua de países, sin expansión colonial en una u otra forma hacia estos espacios, no puede funcionar. De ahí se sigue que pueden determinarse con total exactitud los límites del desarrollo capitalista. Entonces, el capitalismo llega a su inevitable fin cuando ha sometido y se ha anexionado el mundo entero por conquista y ya no queda ningún espacio no capitalista. Este “momento Luxemburg” de la historia mundial no estaba lejos cuando escribió el libro; hoy en día casi hemos llegado a él.

Rosa Luxemburg consideraba El capital de Marx como una gran obra inacabada. A ojos de Luxemburg, sobre todo los volúmenes segundo y tercero de esta obra monumental estaban incompletos, llenos de problemas abiertos y sugerencias; eran un work in progress que debía proseguirse. Eso intentó ella en su igualmente inacabada Introducción a la economía nacional, resultado de sus clases en la Escuela del Partido. Los fragmentos, conservados y publicados después de su muerte, así como los apuntes de sus clases que se han publicado por primera vez en 2017, muestran cómo entendía la economía política: como una ciencia social histórica, más como una “economía mundial” que como una “economía nacional”. Lo que actualmente vemos como lo nuevo e importante de la crítica marxiana, la crítica del fetichismo, de la religión cotidiana del capitalismo, el análisis del desarrollo capitalista y de su dinámica global, es también lo que fascinaba a Luxemburg de Marx. Y eso a pesar de que no defendía mucho la célebre exposición “dialéctica” de El capital, como tampoco era amiga de la construcción de modelos económicos. Rosa Luxemburg entendía la economía como una ciencia altamente política, como la clave para la comprensión crítica de la historia económica. La historia del capitalismo moderno desde la primera revolución industrial sólo podía plantearse como la historia de sus pequeñas y grandes crisis. Crisis del mercado mundial como la de 1873-79, que marcó el comienzo de la primera gran depresión, o la crisis financiera mundial de 1907, resultado de la competencia internacional por el dominio del capital financiero. El estallido de la Primera Guerra Mundial, en el verano de 1914, no sorprendió a la economista Luxemburg. Si grandes potencias industriales rivales se entrometían mutuamente en sus territorios de conquista, el conflicto era inevitable. Con la guerra, Luxemburg vio superado el horizonte del desarrollo capitalista. Desde ese momento, se afrontaba la encrucijada de la historia mundial: o transición al socialismo o regresión a la barbarie.

Fue la más decidida opositora a la Guerra Mundial; ahí no había solución de compromiso posible. A causa de su furibunda propaganda anti belicista pronto dio con sus huesos en la cárcel, donde siguió escribiendo y trabajando sin descanso por el renacimiento del movimiento internacional tras la catástrofe de agosto de 1914. En plena guerra, ante la escisión del movimiento obrero internacional, sólo veía una alternativa: transición al socialismo ¡o regresión a la barbarie!

La revolución rusa, la vivió en la cárcel, donde escribió su crítica a Lenin y los bolcheviques, que abandonaban la democracia en aras de la pura conquista del poder. Sus palabras sobre la libertad política, a menudo citadas, según las cuales ésta debe ser la “libertad de quienes piensan distinto”, provienen de esta polémica. Eso no casaba con una política de izquierda basada en la lógica de la guerra civil. En la revolución alemana de noviembre vio la oportunidad histórica de una república democrática que abriera por fin de modo pleno el terreno de juego para una política socialista. Fue una de las personas fundadoras, en diciembre de 1918, del Partido Comunista de Alemania (KPD) y sufrió inmediatamente una severa derrota política, ya que la mayoría del Congreso no quiso saber nada de las elecciones a la Asamblea Nacional. Luxemburg consideró  una estupidez colosal el levantamiento espontáneo de enero de 1919, y no sólo por razones tácticas. También las masas indignadas en la calle, también los trabajadores revolucionarios pueden equivocarse gravemente. Ante ellos, Luxemburg tuvo tan pocos pelos en la lengua como ante la dirección del Partido o el Congreso. El 15 de enero cayó en manos de las tropas de los Freikorps, en Berlín, y fue asesinada, y su cadáver, arrojado al Landwehrkanal.

Michael R. Krätke Miembro del Consejo Editorial de Sin Permiso, profesor de economía política en la Universidad de Lancaster, es uno de los grandes conocedores vivos de la obra de Marx. Acaba de publicar el libro “Kritik der politischen Ökonomie heute. Zeitgenosse Marx” [Crítica de la economía política hoy. Marx contemporáneo] (VSA Verlag 2017).

Fuente: www.sinpermiso.info, Michael R. Krätke 19/01/2019

Traducción: Daniel Escribano

Temática: Historia, Centenario de la Revolución alemana 1919

Día Internacional de la Mujer 2019: Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio

rwanda_agriculture_technology

Foto: ONU Mujeres/Sandra Hollinger

ONU Women. El tema elegido para el Día Internacional de la Mujer 2019, que se celebrará el 8 de marzo, es “Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio”.

Este tema se centrará en formas innovadoras en las que podemos abogar por la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, en especial en las esferas relativas a los sistemas de protección social, el acceso a los servicios públicos y la infraestructura sostenible.

El logro de los ambiciosos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) requiere cambios transformadores, enfoques integrados y nuevas soluciones, sobre todo en lo que concierne a la defensa de la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas. Si se mantienen las tendencias actuales, las intervenciones existentes no bastarán para conseguir un Planeta 50-50 para 2030. Es crucial contar con planteamientos innovadores que rompan con la situación habitual, a fin de eliminar las barreras estructurales y garantizar que ninguna mujer y ninguna niña se quede atrás.

La innovación y la tecnología brindan oportunidades sin precedentes; sin embargo, las tendencias actuales indican que la brecha digital se está ampliando y que las mujeres están insuficientemente representadas en los campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería, las matemáticas y el diseño. Esto les impide desarrollar e influir en el desarrollo de innovaciones sensibles al género que permitan lograr beneficios transformadores para la sociedad. Desde la banca móvil hasta la inteligencia artificial o la Internet de las cosas, es vital que las ideas y las experiencias de las mujeres influyan por igual en el diseño y la aplicación de las innovaciones que conformarán las sociedades del futuro.

Haciéndose eco del tema prioritario del 63.º período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, el Día Internacional de la Mujer 2019 pondrá la mirada en los líderes de la industria, las empresas emergentes que están cambiando el panorama en el mundo de los negocios, las/os emprendedoras/es sociales, las/os activistas que trabajan en favor de la igualdad de género y las mujeres innovadoras, con objeto de examinar cómo puede la innovación eliminar barreras y acelerar los avances hacia la igualdad de género, fomentar la inversión en sistemas sociales sensibles al género y construir servicios e infraestructuras que den respuesta a las necesidades de las mujeres y las niñas. Le invitamos a unirse a nosotras el 8 de marzo de 2019 para celebrar un futuro en el que la innovación y la tecnología creen oportunidades sin precedentes para que las mujeres y las niñas desempeñen un papel activo en la creación de sistemas más inclusivos, servicios eficientes e infraestructuras sostenibles para acelerar el logro de los ODS y de la igualdad de género.


Londres: XXIII Congreso Mundial de Mujeres Periodistas y Escritoras

Periodistas y comunicadoras de todos los continentes “Contando la Historia completa”

Un mundo complejo necesita todas sus voces

AMMPE 2

Foto AmecoPress

Londres, 08.11.2018. AmecoPress.- Por primera vez, y haciendo coincidir con la conmemoración del centenario del sufragio femenino, se está llevando a cabo entre los días 6 al 9 de noviembre en Londres y Kent el XXIII Congreso de la Asociación Mundial de Mujeres Periodistas y Escritoras, con participantes de 37 países.

AMMPE, Asociación fundada en 1969 en México por la escritora y periodista Gloria Salas de Calderón y de gran tradición en América Latina, hoy en día se ha extendido por todos los continentes, siendo la organización más amplia de mujeres periodistas y escritoras a nivel internacional.

El último congreso se llevó a cabo en Chile en el 2016 y más de 700 personas de todo el mundo participaron en el. Fue inaugurado por la presidenta chilena Michelle Bachelet y la Universidad Católica de Santiago fue anfitriona del evento.

La presidenta actual, la británica Sarah Gibson, editora en el Word Service de la BBC, y fundadora de la Red de Noticias de Mujeres Globales de la BBC, fue la encargada de abrir el Congreso y dar la bienvenida a las participantes.

El presente Congreso que durará cuatro días tiene 4 sedes distintas: el primer día se ha llevado a cabo en la sede de la BBC de Londres, el segundo en el Departamento de Periodismo de la City Universidad de Londres, el tercero el anfitrión ha sido Google News Labs, en sus nuevas oficinas de Kings Cross y el cuarto día el congreso se trasladará a la Universidad de Kent en la ciudad de Rochester.

La importancia de la diversidad

La presentadora de la BBC Shaimaa Khalil hizo de anfitriona el primer día. Inició la primera sesión del Congreso y estableció un dialogo y posterior coloquio con la escritora turca-británica más leída en Turquía, Elif Shafak, cuya obra ha sido traducida a 48 idiomas. Profesora en distintas universidades de Estados Unidos y Reino Unido y ferviente defensora de los derechos de las mujeres LGBT y de la libertad de expresión.

Con el lema “Porqué la diversidad es importante” se abordó el arte de narrativas diversas, los retos de informar situaciones de conflicto a través del mundo o cómo lograr que lleguen voces diversas a la hora de informar o conocer la realidad.

Congreso Ammpe londres

Foto:AmecoPress

Asimismo, y como punto final del día se planteó el dilema “gente joven versus viejos medios”. El panel se preguntó si las nuevas generaciones se interesan por la información tradicional o el formato no les funciona. Desde las redes sociales a las nuevas plataformas en línea el sector social de la gente joven se integra en un estilo de información más rápida y democrática en donde no solo son informados sino también pueden ser creadores y vehículos de la información que aparece al minuto.

Equidad de género en las salas de redacción

El segundo día la sede fue el Departamento de Periodismo de la City University de Londres, donde se estableció una contribución entre las profesionales y académicas universitarias y el sector de estudiantes.

Las participantes versaron sobre la igualdad de género a la hora de abordar las noticias, en las salas de redacción y en los contenidos finales. Plantearon como el periodismo con más desarrollo y contextualizado produce una mayor calidad en la información. Se abordaron los problemas cotidianos y personales que afectan a las redacciones como la maternidad, la conciliación y las dificultades en la carrera profesional de las mujeres periodistas.

Para ello la directora de Noticias del Canal 4, Dorothy Byrne y Suzanne Franks directora del Departamento de Periodismo de la Universidad, establecieron un diálogo coloquio sobre el día a día de las mujeres redactoras y sus dificultades en conciliar su actividad profesional y privada.

En otra de las sesiones se analizó cual es la presencia de las mujeres en el hecho noticioso como profesional o como la necesidad de visibilizar la presencia de las mujeres en los hechos noticiables. Se llegó a la conclusión de que es preciso incrementar la representación de mujeres expertas que sirvan de fuente en los medios de comunicación británicos.

También se planteó la necesidad de informar sobre las otras historias. Se preguntaron qué información se está trasmitiendo de Medio Oriente y como sacarlas a la luz. Intervinieron Saoussen Ben Cheikh, gerente de Pais Country Manger de Tunez, Rima Maktabi, jefa de la oficina en Londres de Al Arabya, Banu Güven, periodista y presentadora de televisión y Dina Matar, Directora de Medios en la Escuela de Estudios Orientales y africanos.

Las narrativas digitales se imponen

El tercer día y en la nueva sede de Googel, Matt Cooke, director de Asociaciones y Entretenimiento y nuevas iniciativas de la firma, impartió un interesante taller sobre Recopilación y Narrativas Digitales de Google, dando tips prácticos de técnicas, enseñando herramientas de investigación de datos que puedan ayudar y a visualizar historias e incluyendo una mirada de como a través de Google Trends completar la cobertura. Como se pueden verificar contenidos en las redes sociales o como completar un artículo impreso o en línea.

También se abordó la libertad de expresión e información en el mundo como un derecho en riesgo. Este panel, patrocinado por GAMAG Europa, y moderado por Elena Tarifa, examinó como la censura política y las restricciones a la libre información afectan a los artistas de diferentes disciplinas a lo largo del mundo. En el panel, profesionales de distintas disciplinas informativas, que sufrieron amenazas y represalias, pusieron de manifiesto sus experiencias de cómo expresarse sobre temas políticos y sociales incluyendo la discriminación de género.

La tarde se completó con distintas experiencias de cómo crear tus propias informaciones de forma práctica y económica sin tener que depender de los grandes operadores de la información.

La periodista asturiana Leonor Suárez impartió un taller muy concurrido de “cómo hacer periodismo con tu teléfono”. En el taller explicó los principios básicos del periodismo móvil y como puede utilizarse para mejorar y facilitar la información.

Se plantearon distintas experiencias de realidad virtual y distintos retos de futuro y oportunidades que nos encontraremos en el devenir como periodistas en un futuro digital inmediato, tremendamente cambiante y de difícil predicción.

Turismo y futuro

Y para despedir el Congreso la organización se desplaza a la Universidad de Kent, comenzando por un tour a la ciudad de Rochester con el tema central de Charles Dickens, escritor y periodista que vivió en ese lugar, trasladándose posteriormente al astillero histórico de Chatham y terminando con un plenario resumen del Congreso y recepción final en el Command of the Oceans Gallery.

Fotos: AmecoPress.


La Policía de Colonia decidió este año colgar en Twitter un mensaje en inglés, francés y árabe en que se deseaba una feliz, “pacífica y respetuosa” entrada en el Año Nuevo

 

colinia_ycIjdGM

Logitravel

La Vanguardia 02.01.2018. La Policía de Colonia decidió este año colgar en Twitter un mensaje en inglés, francés y árabe en que se deseaba una feliz, “pacífica y respetuosa” entrada en el Año Nuevo. La medida formaba parte de la estrategia de prevención dispuestas por las autoridades de esa ciudad tras los abusos sexuales masivos registrados dos años atrás, cometidos en parte por inmigrantes y refugiados.

Para la Nochevieja de este año se reforzó la vigilancia y se preparó asimismo un dispositivo especial, después de que en 2016 se hubieran reproducido algunos incidentes, aunque de carácter más aislado.

El balance de este año fue más satisfactorio, ya que la fiesta discurrió sin mayores incidentes, aunque sí se presentaron algunas denuncias aisladas por abusos sexuales o situaciones de acoso.

“¿Qué diablos está pasando en nuestro país? ¿Por qué tuitea una página oficial de la policía en árabe? ¿Creen ustedes que van a lograr moderar a esas bárbaras hordas de musulmanes dispuestos a la violencia en grupo?”, respondió Von Storch al mensaje policial.

Desde la red social se bloqueó la cuenta de la diputada del Bundestag (Parlamento federal) por Berlín por considerar que vulneraba las leyes de protección contra los mensajes de incitación al odio.

La presidenta de AfD, Alice Weidel, reaccionó a esa medida con un mensaje en Facebook en que denunciaba la “censura” contra su correligionaria y criticaba asimismo el mensaje en árabe de la Policía colonesa.

La AfD se convirtió en las pasadas elecciones generales en la primera formación de ese espectro con escaños en el Bundestag, tras obtener un 12,6 % de los votos y ser así la tercera fuerza parlamentaria, tras el bloque conservador de la canciller Angela Merkel y los socialdemócratas.

Un portavoz de las fuerzas de seguridad colonesas indicó, por su parte, a la edición digital del semanario “Der Spiegel”, que es “habitual” que la Policía se dirija en distintos idiomas a los usuarios para facilitar la comunicación. “Para nosotros es un medio normal para difundir mejor nuestras comunicaciones”, apuntó el portavoz.

A %d blogueros les gusta esto: